Febrero quiere morir matando, sobre todo de domingo a martes

El sol y la estabilidad marcarán la tónica del fin de semana en la montaña

La caldera vuelve a instalarse en la Península FOTO: Wxcharts.com

El mes de febrero será recordado en la historia de la meteorología por el potente anticiclón, las temperaturas de primavera y apenas heladas nocturnas. Pese a ello, algunos cambios quizás pudieran cambiar las tornas a final de mes.

Febrero quiere morir matando, sobre todo entre domingo y martes con temperaturas más que primaverales. La historia se repite y, por tanto, el fin de semana será muy parecido al anterior. Si miramos el Meteograma nos hace un resumen perfecto de lo que podemos esperar. Vuelve otro fin de semana de sol y altas temperaturas como si de abril se tratase.

Meteograma
Meteograma

Final de febrero como pleno mes de abril

Las horas centrales del día siguen siendo las mejores para esquiar. La nieve se ha transformado y no está tan dura como a primeras horas de la jornada

El tiempo será plácido de viernes a domingo, sin ninguna precipitación. De hecho, hasta el 26 de febrero  tiempo estable. Para comentar algo una DANA que bajará hasta Canarias. Los vientos serán en la Península en sentido contrario a las agujas del reloj, lo cual traerá a partir del sábado -y con más fuerza de domingo a martes-, una masa cálida. Todo ello, con unos 850hp, hará incidir la primavera al 100%.

Como algún dato a destacar, dentro de este aburrimiento meteorológico, el Pirineo puede recibir algunas nubes de tipo alto el sábado por la tarde hasta domingo tarde que podrían tapar un 40 a 60% el cielo. Evidentemente no nevará, pero en caso de que se escapase alguna gota la cota rondaría los 2.800-3.200 m. Parte de nieve en el enlace siguiente.

Seguimos bajo la inlfuencia de las altas presiones
Seguimos bajo la inlfuencia de las altas presiones
FOTO: Meteocile.fr

También destacar la formación de nieblas sobre todo el domingo en las zonas bajas por la inversión térmica. Sin obviar, algunas brumas costeras que puedan mantener a raya las temperaturas en la costa por el efecto del mar.

El Meteograma no ve ninguna posibilidad de nevada hasta el 26 o 27 de febrero. Si es cierto que se asoman algunas anomalías a 1.500 m a partir del 26 que podrían romper con la monotonía actual. A ver que nos depara la entrada del marzo. Los modelos a largo plazo dan algunas esperanzas. Pese a ello, habrá que seguir ya que faltan todavía muchos días.

Deja un comentario