Cambios de altitud provocan infartos en los trabajadores de Sierra Nevada

Alarma en la estación granadina por la proliferación de accidentes cardiovasculares en sus trabajadores, presuntamente originados por los cambios de altitud acumulados

Preocupación entre los trabajadores de Sierra Nevada por el alto número de infartos.
Preocupación entre los trabajadores de Sierra Nevada por el alto número de infartos.

Cuatro trabajadores de Sierra Nevada han sufrido un infarto en lo que llevamos de año, con el resultado de un fallecido. Todo indica que la causa está en los cambios de presión que deben soportar los trabajadores de la estación granadina, que se desplazan a diario desde la capital hasta el dominio. Estos cambios de desnivel acumulativos pueden provocar hipoxia, que puede conducir a infartos e ictus.

Los miembros del comité de empresa llevan tiempo denunciando esta situación a Cetursa, la entidad que gestiona la estación. En 2017 Cetursa se comprometió a realizar un estudio sobre el impacto de la altitud en accidentes cardiovasculares, que vienen dándose desde hace mucho tiempo. El compromiso no se ha llevado a cabo y Ernesto Guirado, miembro del comité de empresa, ha manifestado a eldiario.es que «la presión arterial que sufrimos es un proceso acumulativo que deriva en accidentes cardiovasculares y cerebrovasculares».

Si pudiese demostrarse que esta afectación se debe a los continuados cambios de altitud, los trabajadores tendrían derecho a coeficientes reductores en sus jornadas de trabajo. Esto significaría jubilaciones anticipadas y/o reducciones de jornadas laborales.

Desde que existe un registro de estos casos, los trabajadores infartados han sido 69, con fallecimientos en trabajadores con patologías previas o con una edad poco recomendada para el trabajo que realizan.

El comité de empresa pide que sea la Universidad de Granada quien se haga cargo de la investigación. Cetursa, por su parte, asegura que se está trabajando para mejorar las condiciones laborales y que «se ha retomado con determinación el estudio sobre la hipoxia en los trabajadores de Sierra Nevada. No se disponen de evidencias científicas entre los últimos episodios y las condiciones de trabajo en Sierra Nevada. La dirección y comité pretende abordar la aplicación de los coeficientes reductores para los trabajadores en altura para su tramitación ante la Seguridad Social».

La empresa asegura querer «establecer un protocolo de estudio y seguimiento de los trabajadores en altura y determinar si se puede establecer una previsión de riesgo en función del tiempo trabajado en altura, de las condiciones ambientales, personales y del tipo de actividad que se desarrolla».

Deja un comentario