Paris se rompe la rodilla entrenando y se despide de la temporada

Dominik Paris no volverá a competir esta temporada al lesionarse de gravedad tres días antes de su gran reto: ganar por cuarta vez el descenso de Kitzbuehel

Dominik Paris se ha roto el ligamento anterior de la rodilla derecha y no volverá a competir en lo que queda de temporada.
Dominik Paris se ha roto el ligamento anterior de la rodilla derecha y no volverá a competir en lo que queda de temporada.

Dominik Paris debe decir adiós a la temporada después de romperse el ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha y una microfractura en la cabeza del peroné de la misma pierna. Ha sido esta mañana, entrenando un super G en Kirchberg, no muy lejos de Kitzbuehel, cuando Paris ha resbalado en un giro y se ha caído.

Tras someterse a rayos X y una resonancia magnética en una clínica de la ciudad austriaca, el diagnóstico no ha dejado lugar a dudas. El esquiador ha comentado que «mi temporada acaba aquí. Por desgracia he resbalado, me he ido del esquí interior y me he roto el ligamento. No hay mucho más que explicar. En los próximos días decidiré, de acuerdo con el equipo médico, el tratamiento a seguir». Paris volará a Italia para reunirse con la comisión médica de la federación italiana (FISI) antes de tomar ninguna decisión.

La noticia supone un impacto muy grande ya que Paris era un serio aspirante a llevarse el Globo de descenso en dura competencia con Beat Feuz. En la Copa del Mundo de descenso era segundo a sólo 16 puntos del suizo.  En super G era quinto a 51 puntos del líder, el austriaco Vincent Kriechmayr. Además, el ‘carabinero’ italiano se enfrentaba este fin de semana al reto de ganar por cuarta vez el descenso en la terrible Streif para igualar la marca de Franz Klammer y poder pensar en llegar a la absoluta de Didier Cuche, con cinco triunfos en la Hahnenkamm. El año pasado Paris superó a Beat Feuz y sumó ese triunfo a los de 2013 y 2017. En 2015 ganó el super G.

Esta temporada defendía el Globo de super G, el primero de su carrera. En el pasado Mundial de Are se proclamó campeón del mundo de esa disciplina y en Schladming 2013 campeón del mundo de descenso. En la Copa del Mundo acumula 18 victorias. Este invierno ha ganado los dos últimos descensos, ambos en Bormio, de los cuatro disputados. En Lake Louise fue segundo a sólo dos centésimas de Thomas Dressen y en Beaver Creek, con victoria de Feuz, sólo fue undécimo.

Deja un comentario