Artouste, Cambre d’Aze y Beille, con todo a punto para la apertura

Artouste, la estación de los Pirineos Atlánticos, abre por primera vez antes de Navidad y lo hace con unas tarifas competitivas para estos días de debut de temporada

Por primera vez, Artouste abre en el Puente de la Inmaculada.
Por primera vez, Artouste abre en el Puente de la Inmaculada.

Es la primera vez que la estación de Artouste, en los Pirineos Atlánticos, abre durante el puente de diciembre, y lo hace pensando en los esquiadores y visitantes españoles. Las increíbles pistas de Artouste permanecerán abiertas a partir del próximo viernes, 6 de diciembre, y hasta el domingo 8. Será una oportunidad única para avanzarse a la apertura definitiva del resort, prevista para el 21 de diciembre.

Hace años que Artouste abre en Navidad, durante las vacaciones escolares y en Semana Santa pero nunca antes había abierto en el puente de diciembre. Esta temporada, por primera vez, la estación abrirá los tres días de diciembre de este fin de semana. Un fin de semana en el que se prevé un tiempo soleado y en el que los esquiadores españoles podrán disfrutar de la nieve durante la fiesta de la Inmaculada.

Precios competitivos

Con el objetivo de acoger a los esquiadores españoles, tanto los que frecuentan la estación como quienes desean conocerla, el equipo de la Régie ha decidido abrir las pistas de Artouste con precios muy atractivos: 19 euros, el forfait para adultos; y nueve euros el forfait infantil (de 4 a 14 años). Además, a partir de las 13.00 h., el forfait adulto costará 14 euros.

Café para todos

Artouste es una estación amable y próxima a los esquiadores. Y, con este mismo espíritu, todos los días sirve café de bienvenida en le Col de l’Ours. Un momento plácido, en el que los esquiadores pueden conocerse e intercambiar impresiones acerca del entorno, la naturaleza, la práctica del esquí o snowboard.

Beille es la mayor extensión de fondo de Europa.
Beille es la mayor extensión de fondo de Europa.

Naturaleza en estado puro

Los amantes de la nieve coinciden en considerar Artouste un ejemplo de naturaleza en estado puro y el dominio perfecto para un día increíble de esquí con vistas al Pic du Midi d’Ossau. Situado entre 1400 y 2100 metros de altitud, en la estación se esconden rincones vírgenes en un total de 150 hectáreas de naturaleza, 25 kilómetros y 17 pistas. Un auténtico respiro de aire fresco, magia y libertad como la que destila el descenso de Soussouéou, pendiente entre pinos que atraviesa desde el fondo de la estación hasta la pista azul del Grand Coq.

Cambre d’Aze y Beille también abren

Otra de las estaciones que tiene previsto abrir en el puente de diciembre es Cambre d’Aze, una de las más auténticas del Pirineo francés. Próxima a Perpignan y a Puigcerdà,  Cambre d’Aze reúne las bellas estaciones de nieve de Eyne y Saint-Pierre-dels-Forcats, con un total de 22 kilómetros de pistas de esquí alpino, situadas entre 800 y 2400 metros de altitud.

Las dos forman parte del extenso territorio dominado por el circo glaciar de Cambre d’Aze. Además de esquí alpino, aquí se puede descubrir las rutas de esquí de montaña, raquetas de nieve o la increíble cascada de hielo; además de disfrutar de otras actividades como las salidas en trineo, las aguas termales, la visita al parque natural de Eyne o la del Mont-Louis (s. XVII), una joya de la arquitectura militar, patrimonio de la UNESCO.

Beille, por su parte, es la mayor extensión de fondo de Europa. Su visita constituye una de las experiencias más impresionantes del Pirineo francés. Muy próxima a la región francesa de Ariège, esta estación tan increíble como desconocida, cuenta con más de 75 km de pistas y una vegetación y paisaje al más puro estilo escandinavo. En Beille la vegetación y el paisaje cambian a medida que el trayecto avanza.

Deja un comentario