El récord de Nirmal Purja, corona los 14 ochomiles del planeta en 190 días

Ha completado su hazaña en el Shisha Pangma y la polémica no se ha hecho esperar

"Misión cumplida", ha dicho Nirmal Purja FOTO: Facebook N. Purja

Nirmal Purja ha conquistado este martes el Shisha Pangma (8.027 m) y completa así los 14 ochomiles del planeta en un tiempo récord. El alpinista nepalí, antiguo soldado de las Fuerzas Especiales del Ejército británico, finaliza así su proyecto ‘Project Possible’.

Purja, de 36 años, ha subido a la última cima que le quedaba en tan sólo 190 días. De esta forma, pulveriza el anterior récord que tenía el coreano Kim Chang-Ho, que tardó siete años, 10 meses y seis días entre 2005 y 2013, muerto el año pasado durante una ventisca en el campamento base del Gurja.

“Misión cumplida”, ha dicho Nirmal Purja desde la cumbre del Shisha Pangma en sus redes sociales.

A las 08.58 h hora local, Nirmal y su equipo llegaban a la cumbre de Shisha Pangma. Los miembros del equipo lo completaban Mingma David Sherpa, Galjen Sherpa y Gesman Tamang.

El nepalí hace historia y la polémica no se ha hecho esperar

A Purja tan sólo le quedaba el Shisha Pangma para completar su hazaña. Pero el Gobierno chino cerró esta cima este otoño por problemas de seguridad. Decidieron no expedir permiso alguno para escalarlo. Las autoridades nepalíes intervinieron y Nirmal obtuvo una licencia especial para poder subir.

Otra instantánea de los atascos en el techo del mundo
Instantánea de los atascos en el techo del mundo

El nepalí -conocido por la foto de las increíbles colas para subir al Everest-, el cual quería completar su récord en menos de siete meses, le ha sobrado tiempo. No en vano, tenía hasta el día 23 de noviembre para coronar el Shisha Pangma.

Sin embargo, la polémica no se ha hecho esperar. Purja ha contado con enormes ayudas en su proyecto, tal y como explica Marca.com. Unas ayudas incluyendo helicópteros para llegar a  los campos base, oxígeno o cuerdas fijas, entre otros.

Todos los 14 ochomiles de Nirmal Purja

Deja un comentario