Shiffrin se cuelga el oro en el super G del Mundial; Vonn, por los suelos

Mikaela Shiffrin se ha proclamado campeona del mundo de super G en una carrera de diferencias ínfimas en la que la plata ha sido para Sofia Goggia y el bronce para Corinne Suter mientras Lindsey Vonn ha sufrido una caída

Shiffrin no puede creerse al llegar a meta que haya sido dos décimas más rápida que Goggia, lo cual le ha dado la medalla de oro.

Mikaela Shiffrin es la nueva campeona del mundo de super G después de una carrera muy emocionante sobre una Strecke con nieve muy dura que ha deparado unas diferencias ínfimas. Shiffrin ha ganado con una ventaja de dos centésimas sobre Sofia Goggia y cinco sobre Corinne Sutter, mientras que Viktoria Rebensburg, cuarta, se ha quedado a dos centésimas del podio, y Nadia Fanchini ha sido quinta a catorce. Para hacerse una idea de lo apretada que ha estado la carrera, las trece primeras han acabado en el mismo segundo.

Lindsey Vonn recibe el abrazo de Mikaela Shiffrin al llegar a meta tras sufrir la caída.
Lindsey Vonn recibe el abrazo de Mikaela Shiffrin al llegar a meta tras sufrir la caída.

Relevo generacional

En Are se ha escenificado el relevo generacional con la victoria de Shiffrin y Lindsey Vonn sin acabar la carrera por culpa de una espectacular caída al inicio de la parte intermedia, llevándose una puerta con un brazo y yéndose al suelo. Afortunadamente ha salido indemne del percance. Vonn ha arrancado con una buena actitud, muy rápida y activa. Pero esa misma velocidad le ha impedido controlar correctamente la recepción de un salto y ha acabado por los suelos.

Un marcaje del suizo Roland Platzer ha servido de poco a Jasmine Flury, que ha abierto la carrera y se ha salido de pista. Ha sido un super G corto, de poco más de un minuto (1.903 metros), sin demasiadas complicaciones en un marcaje que exigía velocidad aprovechando el muro inicial para entrar en una zona más técnica y finalizar en un último tramo de puro deslizamiento, muy directo.
Tras Flury ha salido, sin referencias, Tessa Worley cuyo tiempo ha sido destrozado por Sofia Goggia, que lo ha rebajado en 1″57. Un ‘crono’ que no iba a ser fácil de batir después de una bajada de la italiana limpia y agresiva, con buenos apoyos y atacando puertas con decisión.

Sofia Goggia se ha llevado la plata en un super G muy disputado.
Sofia Goggia se ha llevado la plata en un super G muy disputado.

El sufrimiento de Goggia

Goggia se ha sentado en el ‘photo call’ dispuesta a sufrir. Y lo ha hecho de lo lindo porque Corinne Suter, que ha salido inmediatamente después, se ha quedado sólo a dos centésimas. Se ha relajado Goggia con Lara Gut y Wendy Holdener, que no han tenido opción en cuanto han entrado en la zona intermedia. Nicole Schmidhofer, que defendía título, ha pagado caros dos errores y se ha ido más allá del medio segundo mientras que Francesca Marsaglia ha vuelto a ponerle el ‘ay’ en el cuerpo a su compatriota al quedarse a 22 centésimas.

Ilka Stuhec ha estado en disposición pero ha perdido sus posibilidades en el tramo final y Nadia Fancini ha realizado una bajada impecable para colocarse tercera provisionalmente. Ragnhild Mowinckel ha marcado dos centésimas más que Fancini y ha llegado el turno de Shiffrin tras una salida de pista de Stephanie Venier.

Shiffrin ha sido la más rápida en todos los sectores intermedios.
Shiffrin ha sido la más rápida en todos los sectores intermedios.

Shiffrin no perdona

La estadounidense ha sido muy continua, lo mismo que Goggia, y resulta muy difícil discernir dónde ha estado la clave de la victoria con una diferencia de dos centésimas. Mikaela ha sido la más rápida en todos los intermedios, pero siempre por debajo de una décima, y el grito que ha dado en meta en cuanto ha mirado el electrónico se ha oído en Estocolmo y Shiffrin se ha esperado a ver los tiempos que marcaban las pocas rivales que quedaban ya para mejorar su tiempo. Shiffrin ha ganado esta temporada los tres super G de Copa del Mundo en los que ha tomado parte, en Lake Louise, St. Moritz y Cortina d’Ampezzo.

Así ha acabado Lindsey Vonn la penúltima carrera de su trayectoria deportiva.
Así ha acabado Lindsey Vonn la penúltima carrera de su trayectoria deportiva.

Eran cuatro las que podían arrebatarle su cuarto oro en un Mundial. Vonn ha sido la primera en salir y ya sabemos cómo ha acabado. La más peligrosa de las tres que quedaban seguramente era Ramona Siebenhofer pero ya en el segundo parcial se ha dejado un segundo. Antes, Brignone lo ha tirado todo por la borda en el último parcial, el más fácil, cuando ha llegado allí con sólo 13 centésimas por encima del tiempo de Shiffrin.

Ya sólo quedaba Rebensburg, que ha estado muy activa, siempre en los tiempos y que ha cedido siete centésimas para acabar cuarta, la misma plaza que ocupó en el super G del anterior Mundial en St. Moritz.

A partir de ahí, dorsal 20, la luz ha empezado a cambiar, siendo más plana y sólo quedaba con opciones la checa Ester Ledecka, sorprendente campeona olímpica de la disciplina, a la que no se le ha vuelto a aparecer la Virgen y se ha dejado 2″80.

Muy bien el equipo italiano colocando a cuatro en el ‘top 10’ y decepción austriaca, siendo la mejor Nicole Schmidhofer, undécima. Anna Veith, campeona olímpica de la modalidad en Sochi y del mundo en Vail 2015, no ha acabado la carrera. Suter ha salvado los muebles de un equipo suizo por debajo de lo esperado, con Gut novena y Holdener decimocuarta. Shiffrin, que no correrá el descenso, debe pronunciarse sobre su participación en la combinada. De momento ha empezado con muy buen pie un Mundial en el que puede arrasar.

CLASIFICACIÓN

Super G femenino del Mundial de Are

Deja un comentario