Dominik Paris se impone en la terrible Streif de Kitzbuehel por tercera vez

Dominik Paris ha sido el ganador del descenso de Kitzbuehel, el más peligroso y exigente de la temporada, por delante de Beat Feuz y Omar Striedinger

Tercera victoria de Dominik Paris en el descenso de Kitzbuehel.
Tercera victoria de Dominik Paris en el descenso de Kitzbuehel.

Dominik Paris ha impuesto su ley por tercera vez en la terrible Streif, el sueño de cualquier ‘descendeur’. El ‘carabinero’ italiano, que ya domó este espeluznante trazado en 2013 y 2017, ha aventajado en esta ocasión al vigente campeón del mundo de la modalidad, el suizo Beat Feuz, por dos décimas mientras que el tercer peldaño del podio ha sido para el austriaco Omar Striedinger, que a sus 27 años ha logrado su segundo podio en la Copa del Mundo cinco años después de ocupar la segunda plaza en el super G de Beaver Creek.

Dominik Paris, en el podio junto a Beat Feuz (tercera vez que acaba segundo) y Otmar Stiedinger.
Dominik Paris, en el podio junto a Beat Feuz (tercera vez que acaba segundo) y Otmar Stiedinger.

El orden de las carreras en Kitzbuehel ha sido variado por la FIS en previsión de mal tiempo y de este modo se ha disputado primero el descenso, mañana tendrá lugar el slalom y el domingo el super G. Es por ello que la afluencia de público en esta ocasión ha sido menor que en otras temporadas.

Un descenso de culto

Streif y Lauberhorn en Wengen son los templos del descenso. La pista austriaca (3.312 metros) no es tan larga como la suiza (4.270) pero su dificultad es mayor. No sólo por la distancia a cubrir sino por su terreno accidentado, contra pendientes, baches y una fuerza centrífuga para la que se necesitan muchas piernas para evitar acabar en las redes. Es un puro ejercicio de supervivencia que ya en los treinta primeros metros el esquiador empieza a ser tratado como un títere. Por si fuera poco la pista se riega para formar una capa de hielo. Y hoy la visibilidad no ha sido la ideal a causa de una ligera nevada que no ha cesado en toda la carrera. Poca táctica hay que aplicar en su recorrido; salvar el pellejo ya es un premio.

Paris, a punto de tomar la salida para ganar su tercer descenso en la mítica Streif.
Paris, a punto de tomar la salida para ganar su tercer descenso en la mítica Streif.

Paris ha salido con el décimo tercer dorsal dispuesto a todo. Tercer mejor tiempo en el segundo entrenamiento, tenía por delante el reto de mejorar el tiempo marcado por Beat Feuz, séptimo dorsal y que ha destrozado en nueve décimas menos el registro de Josef Ferstl. Feuz sabía que había hecho un ‘carrerón’ pero quedaba todavía por salir mucho ‘pata negra’ para festejar su primera victoria en el descenso más peligroso después de haber sido segundo en 2016 y 2018.

Vincent Kriechmayr ha tenido mucha suerte de encontrarse una protección que le ha devuelto a la pista. No ha acabado la carrera pero ha salido ileso.
Vincent Kriechmayr ha tenido mucha suerte de encontrarse una protección que le ha devuelto a la pista. No ha acabado la carrera pero ha salido ileso.

Kriechmayr salva la piel

El primero, Vincent Kriechmayr, que venía de ganar el domingo el descenso de Wengen y también la manga de la combinada. Ha tenido suerte de salir indemne porque ha sufrido dos percances serios. El primero al perder el control en una recepción y aterrizar con las nalgas. Ahí se le fue la carrera. Pero el segundo ha sido todavía más duro. Tras la recepción de un salto ha perdido el control de su esquí izquierdo y ha salido despedido de espaldas. Pese a ello ha mantenido el equilibrio y ha tenido la gran suerte de propulsarse de nuevo a la pista gracias a una protección acolchada que le ha devuelto al trazado.

Max Franz ha preferido no seguir en cuanto ha notado molestias en su rodilla derecha.
Max Franz ha preferido no seguir en cuanto ha notado molestias en su rodilla derecha.

El siguiente, Max Franz, ganador de los dos primeros descensos de la temporada, en Lake Louise y Beaver Creek lo ha hecho después de que Brice Roger no llegase a meta después de un susto inicial y salirse de trazado después. El austriaco, líder de la disciplina, ha abandonado tras el primer parcial, incapaz de dominar el hielo y quejándose de su rodilla derecha.

El sueco Alexander Koell ha vuelto a nacer. Evacuado en helicóptero, sólo le han detectado golpes.
El sueco Alexander Koell ha vuelto a nacer. Evacuado en helicóptero, sólo le han detectado golpes.

La pista se iba cobrando sus víctimas; al final han sido siete y una de ellas, el sueco Alexander Koell ha sido evacuado en helicóptero al sufrir una horrorosa caída antes del salto final. Milagrosamente no se ha roto nada pero tiene el cuerpo lleno de moratones.

 

Paris, un bloque desbocado

Y le ha tocado el turno a Paris. Se ha lanzado a tumba abierta desde el inicio, marcando el mejor parcial, aprovechando su envergadura donde la pendiente es más acusada y el hielo más hielo. Su fuerza le ha permitido sino amaestrar sí ser el mejor gestionando un trazado suicida. Donde otros perdían la línea porque las piernas ya no mandaban sobre los cantos, Paris mantenía una trazada lógica dentro de la locura que es este descenso. A mitad de bajada iba empatado con Feuz y a partir de ahí las diferencias fueron de dos centésimas arriba o abajo hasta que en el último parcial rebajó en dos décimas el tiempo de Feuz, por tercera vez segundo.

Su tremenda potencia ha permitido a Paris gestionar una nieve que era puro hielo.
Su tremenda potencia ha permitido a Paris gestionar una nieve que era puro hielo.

Christof Innerhofer lo ha intentado pero no ha podido. Ha sido cuarto a más de medio segundo del podio, seguido de Daniel Danklmaier en su primer ‘top 5’ a sus 25 años. Junto a Stiedinger han salvado los muebles austriacos.

Pesan las ausencias en Noruega

Aleksander Aamodt Kilde, ganador en Val Gardena, se ha tenido que echar a la espalda el equipo noruego ante las ausencias de Aksel Lund Svindal (para no forzar más su rodilla y con la cabeza puesta en el Mundial de Are) y de Kjetil Jansrud, que se rompió dos dedos de la mano izquierda el miércoles entrenando en la Streif. Kilde en ningún momento ha estado en disposición de ganar y ha sido Adrian Smitseth Sejerersted, 13º, el mejor noruego.

Con esta tercera victoria Paris, de 29 años, se une a Karl Schranz, Luc Alphand, Franz Heizer y Pirmin Zurbriggen, triples ganadotres en la Streif. Sólo superados por Didier Cuche, con cinco triunfos, y Franz Klammer con cuatro. Ha sido la duodécima victoria en la Copa del Mundo, y la tercera de la temporada tras ganar el descenso y el super G en Bormio a finales de diciembre.

En la Copa del Mundo de descenso Beat Feuz sigue líder, con 100 puntos sobre Dominik Paris. En la Copa del Mundo absoluta es Marcel Hirscher quien lidera con 415 respecto a Henrik Kristoffersen.

 

CLASIFICACIONES

Descenso de Kitzbuehel

Copa del Mundo de descenso

General Copa del Mundo

 

Deja un comentario