Los malos momentos de Lara Gut

Su temprana irrupción en la Copa del Mundo, con 16 años, centró la atención sobre ella creándole una presión que le resultó difícil de soportar e incluso se llegó a plantearse la retirada

Lara Gut relata la crisis anímica que padeció y que se planteó incluso la retirada FOTO: http://www.laragut.ch
Lara Gut relata la crisis anímica que padeció y que se planteó incluso la retirada FOTO: http://www.laragut.ch

 

Lara Gut ya cuenta a sus 25 años con el Gran Globo conquistado la temporada pasada, además del de super G, una medalla olímpica, el bronce en el descenso de Sochi, y tres platas y un bronce mundialista. Ha sido capaz de hacer sombra a la omnipresente Lindsey Vonn y en esta Copa del Mundo y en el Mundial de St Moritz debe confirmar que todavía tiene margen de progresión.

Ganó el gigante inicial de Soelden y no disputó el slalom de Levi. Este fin de semana, en Killington, se las verá con la ídolo local, Mikaela Shiffrin, que juega en casa, en el gigante del sábado y el slalom del domingo.

Su trayectoria no ha estado exenta de obstáculos y hubo un momento en que llegó a ser sancionada por su propia federación al criticar ante los medios de comunicación al entonces jefe del equipo helvético Mauro Pini. Tampoco le ha resultado fácil rodearse de un equipo, en el que están sus padres, para sentirse cómoda.

La esquiadora de Comano ha explicado al diario ‘NZZ am Sonntag‘ que cuando echa la vista atrás hubo momentos en los que pensó en retirarse. «Entre en la Copa del Mundo con 16 años y para mí fue algo fantástico. Pero casi de inmediato mis palabras empezaron a ser analizadas, empezaron a correr rumores de que yo «no iba» y no entendía lo que estaba ocurriendo. Muchos no respetaron mi juventud y como me veían autónoma y ganando carreras no eran conscientes del daño que me hacían. Quise parar porque ya no me divertía y cuando miro hacia atrás, cuando tenía 22 años, no veo más que un agujero negro. Traté de no perder la sonrisa porque eso era mi protección. Igual demostrando mi malestar todo hubiese sido más fácil».

Dice que el talento no lo es todo y que hay que estar preparada para soportar la presión mediática. Explica Gut que «el talento también significa trabajo, pasión y una pizca de suerte. A veces las cosas parecen más fáciles de lo que son».

De cara al fin de semana en Killington, Gut se ha dedicado a preparar en Colorado el slalom, la disciplina en la que es menos competitiva, junto a otro velocista, Kjetil Jansrud. En la estación de Vermont liderará el equipo helvético acompañada de Simone Wild, Wendy Holdener, Melanie Meillard y Rahel Kopp en el gigante. Para el slalom están convocadas Wendy Holdener, segunda en Levi, Michelle Gisin, Denise Feierabend, Melanie Meillard y Rahel Kopp.

Deja un comentario