La pequeña Maj, hija de Kilian Jornet, sigue los pasos de su padre

A sus 16 meses ya hace largas caminatas, pese a que los arándanos merecen un alto en el camino

Maj se desvía del camino para coger los frutos silvestres
Maj se desvía del camino para coger los frutos silvestres CRÉDITOS: Kilian Jornet

De tal palo tal astilla. La hija de Kilian Jornet sigue sus mismos pasos. La pequeña Maj, de tan sólo 16 meses, ya va de excursión con sus papás. Si bien los arándanos merecen un alto en el camino.

Todo apunta a que la niña tiene los mismos genes que Jornet. Y es que el atleta de La Cerdanya, instalado en Noruega con su compañera Emelie Forsberg, comenzaba a despuntar a los 18 meses por sus caminatas en la montaña de más de cuatro horas en compañía de sus padres.

«Planeamos una larga caminata, pero los arándanos estaban en camino», explica pletórico Kilian Jornet, al ver a su hija parándose para coger algunas de estas frutas silvestres.

Jornet y Forsberg, entre el deporte y la agricultura ecológica

Kilian Jornet y Emelie Forsberg compaginan su vida deportiva y agrícola en Noruega. Ambos se trasladaron a un pequeño pueblo a poco más de 400 kilómetros al norte de Oslo. Allí crían a su hija Maj en una pequeña granja donde recojen los productos de temporada.

«Escoger fresas para el desayuno y frijoles, papas y verduras para la cena, replantar arbustos y dar de comer a las ovejas es, junto a mis entrenamientos, el día a día de mi vida», dice Forsberg.

 

Deja un comentario