Eurostar suspende su servicio a los Alpes franceses el próximo invierno

El próximo invierno no estará operativo el servicio entre Londres y los Alpes franceses a causa del Covid-19 y la dificultad de mantener las medidas sanitarias ante viajes de más de siete horas

El próximo invierno no funcionará lel servicio de Eurostar entre Londres y las estaciones alpinas francesas.
El próximo invierno no funcionará lel servicio de Eurostar entre Londres y las estaciones alpinas francesas.

Eurostar ha anunciado que sus trenes no cubrirán el servicio a los destinos de esquí franceses como ha hecho desde 1997. Los trenes que unían directamente Londres con Moûtiers, Aime la Plagne o Bourg Saint Maurice no funcionarán el próximo invierno a causa del Covid-19.

Es una mala noticia para el turismo de nieve francés, cuya clientela británica supone un 40% del total de visitantes extranjeros en la Saboya. «Entre el Brexit y la crisis del Covid-19 las malas perspectivas se acumulan en el mercado británico», ha manifestado a ledauphine.com Vincent Rolland, diputado de la circunscripción de la Saboya.

Eurostar añade en su comunicado que se concentrará en rutas con una mayor demanda y pide disculpas a los clientes con destinación a los dominios esquiables franceses. Eurostar arguye que las medidas de distanciamiento social en viajes largos serían muy difíciles de cumplir, que los viajeros tendrían que usar máscaras durante más de siete horas y esto no conduciría a un viaje cómodo. Refuerza su argumento con la posterior limpieza necesaria de los convoyes.

Un portavoz de la compañía ha manifestado a Planetski.eu que «perseguimos una experiencia cómoda en nuestros trenes. A causa del Covid-19 los alimentos a bordo han sufrido restricciones, el uso obligatorio de mascarillas y el aumento de las medidas de higiene de alta frecuencia son normas difíciles de mantener en trayectos de larga distancia».

Las reacciones en contra de la decisión han sido múltiples. Operadores de viajes han sido los principales críticos y Xavier Schouller, de la empresa francesa especializada en vacaciones de esquí, Peak Retreats, ha manifestado que «esta es una decisión miope por parte de Eurostar que parece haber sido tomada por funcionarios públicos sin visión. La demanda de vacaciones de esquí está aumentando con fuerza después de unos meses difíciles para la industria de viajes en general. Todo lo que necesitaban era esperar un poco para ver que la demanda se materializara en lugar de mirar su libro de pedidos».

A los británicos que quieren esquiar en los Alpes franceses y no desean utilizar ni coche ni avión ahora les queda la opción del Eurostar de Londres/Ashford a París y después tomar el TGV a los mismos destinos que el tren de esquí.

Deja un comentario