Tres positivos de Covid-19 obliga a parar al equipo italiano femenino

El Covid-19 sigue marcando la agenda del esquí alpino con los positivos en el equipo italiano femenino, las gestiones del US Ski Team para poder entrenar en Europa y las complicadas decisiones que debe tomar la FIS

El equipo italiano femenino de la Copa del Mundo ha tenido que cesar su actividad en el Stelvio a causa del Covid-19. FOTO: FISI
El equipo italiano femenino de la Copa del Mundo ha tenido que cesar su actividad en el Stelvio a causa del Covid-19. FOTO: FISI

La virulencia del Covid-19 ha remitido en los países europeos mientras que en el continente americano lleva semanas en plena expansión. El mundo del esquí no permanece ajeno y ha tenido que ir adaptándose, aplicando planes alternativos a los que son tradicionales en estas época del año en condiciones normales.

El equipo italiano femenino que está trabajando en el Stelvio se ha visto afectado por tres positivos en Covid-19. Dos entrenadores y una atleta (se rumorea Nicol Delago aunque la federación italiana (FISI) no ha revelado identidades) han dado positivo y el hotel donde se alojan ha sido cerrado y las atletas han sido enviadas a sus domicilios. Sólo seguirán trabajando en el Stelvio el equipo junior y el de Copa de Europa. El resto, con Federica Brignone, cuya madre se recuperó después de ser hospitalizada, y Sofia Goggia al frente, han tenido que dar por finalizada esta concentración de pretemporada en el Stelvio. La FISI no descarta sin embargo reanudar el trabajo en el Stelvio en los próximos días ya que el técnico contagiado fue aislado del equipo a tiempo. Pese a que se ha estado trabajando en pequeños grupos hay que tener en cuenta que la FISI ha desplazado al Stelvio casi 200 personas entre deportistas de Copa del Mundo, de Europa, junior y staff técnico. El equipo masculino de velocidad tiene previsto empezar este miércoles un ‘stage’ de diez días en el Centro de Entrenamiento Olímpico de Formia.

El equipo estadounidense de alpino está entrenando en Copper Mountain. Después no sabe dónde podrá seguir trabajando. FOTO: US ski & snowboard
El equipo estadounidense de alpino está entrenando en Copper Mountain. Después no sabe dónde podrá seguir trabajando. FOTO: US ski & snowboard

EE.UU. en Copper Mountain y después no se sabe

Estados Unidos parece haber entrado en un ligero descenso en la propagación del Covid-19. Su equipo nacional ha podido entrenarse en Copper Mountain aunque todavía no ha podido realizar las pruebas de material. Se ha descartado el habitual desplazamiento a Chile y ahora los responsables del equipo USA están tratando de obtener un visado Schengen para que sus atletas puedan preparar la temporada en Europa. La idea sería establecerse en Saas Fee en agosto y septiembre. Pero no va a ser nada fácil porque las embajadas estadounidenses están cerradas a causa de la pandemia.

Nadie sabe cuánto durará esta epidemia de Covid-19, si se podrá contar relativamente pronto con una vacuna y, sobre todo, si habrá un rebrote. Todo parece cogido con pinzas y por mucha previsión que se quiera tener, va a ser la pandemia quien marque el ritmo.

En Austria, por ejemplo, lo quieren tener todo previsto tanto para la inauguración de la Copa del Mundo en Soelden como en el resto de citas que estén programadas en su territorio. Peter Schröcksnadel, el presidente de la ÖSV, ya ha sugerido que en el gigante inaugural en Soelden haya un día de separación entre la carrera femenina y masculina.

Un final de un mandato casi eterno nada fácil para Gian Franco Kasper.
Un final de un mandato casi eterno nada fácil para Gian Franco Kasper.

La FIS, en un brete

La FIS tiene ante sí una buena papeleta. Su reunión prevista para este miércoles vía telemática podría tener lugar el jueves día 2. En esta reunión deberá no solo confirmarse el proyecto de calendario del próximo invierno sino tomar una decisión sobre el Mundial de Cortina d’Ampezzo, cuya organización, junto con las autoridades deportivas italianas, han solicitado el aplazamiento a 2022, dos semanas después de los Juegos Olímpicos de Invierno de Pekín, algo a lo que los deportistas se han mostrado abiertamente en contra.

También está pendiente el relevo de Gian Franco Kasper en la presidencia de la FIS. El calendario electoral se ha retrasado debido a la pandemia y el congreso previsto para el 4 de octubre en Zurich no está claro que pueda celebrarse. Dependerá de la evolución del virus y si la FIS puede respetar las normas sanitarias dictadas por el gobierno suizo sobre reuniones masivas y regulación de viajes aéreos.

Deja un comentario