Una donación de 300.000 CHF desbloquea el conflicto de Wengen

Una donación de 300.000 francos suizos realizada por un empresario helvético ha desbloqueado el conflicto de intereses entre Swiss Ski y los organizadores de Wengen, que el jueves se reúnen con la ministra de Deportes

Una donación privada podría ser la clave para desbloquear la situación del tríptico de Wengen.
Una donación privada podría ser la clave para desbloquear la situación del tríptico de Wengen.

El conflicto que enfrenta a la federación suiza, Swiss Ski, y los organizadores del tríptico de Wengen, que incluye el famoso descenso del Lauberhorn, parece haber encontrado una vía de solución. La salida a la desavenencia la ha dado el empresario Joerg Moser, que ha donado 300.000 francos suizos (algo más de 280.000 euros) en apoyo a las carreras de Wengen.

Moser ha manifestado que «es inaceptable dejar morir un evento de tanto prestigio, que supone una excelente publicidad para el país. Sería ridículo hacerlo, en el extranjero nadie lo entendería. Estoy dispuesto a ayudar a encontrar una solución pero no voy a tomar partido por ninguna de las partes en conflicto».

Esta donación ha tenido el efecto inmediato de retirar la inscripción de ‘Suiza’ en el calendario provisional de la Copa del Mundo 2021-2022 que había efectuado Swiss Ski ante el bloqueo de las negociaciones por ambas partes. Para inscribir una prueba la federación nacional debe adelantar una fianza económica, cuestión que ha solventado la donación de Moser. Todo ello va a permitir ganar tiempo en un conflicto que ha llegado hasta el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) y que desde marzo tiene una sentencia provisional que debe confirmarse. Al mismo tiempo, Zermatt ha propuesto un descenso de cinco km, con final en el Valle de Aosta, para cubrir la posible vacante de Wengen. Tampoco sería de extrañar que si se mantienen las carreras en el Lauberhorn, Suiza ganase una prueba más en la Copa del Mundo.

Urs Lehmann, presidente de la federación suiza. FOTO: Swiss Ski
Urs Lehmann, presidente de la federación suiza. FOTO: Swiss Ski

La donación de Moser va a suponer que se optimice la comercialización de las tres carreras en Wengen ya que cubre el déficit estructural del tríptico, con lo que se partiría de cero pero quedaría por resolver el reparto de los derechos de TV, el auténtico núcleo del conflicto. La administración suiza se ha mostrado dispuesta a colaborar con la federación después de demostrarse que las carreras de la Copa del Mundo en el cantón de Berna, Adelboden incluido, han recibido menos ayuda pública que las carreras en otras zonas del país y que también figuran en el calendario de la Copa del Mundo.

Este jueves la ministra suiza de Defensa, Protección Civil y Deportes, Viola Amherd, se reunirá con Urs Lehmann, presidente de Swiss Ski, y con Urs Napflin, presidente del comité organizador de Wengen. Lehmann ha manifestado que «Swiss Ski quiere tender la mano porque queremos las espectaculares carreras en el Lauberhorn, un entorno de montaña único. Pero no lo queremos a cualquier precio, no podemos satisfacer el millón adicional de francos suizos por año que reclaman los organizadores. La donación de Moser llega en un buen momento y es una señal del valor de las carreras en Wengen, pero también de Swiss Ski y de los deportes de nieve en Suiza».

Deja un comentario