Kilian Jornet; «mi afán en cada salida a la montaña es reducir la huella»

Comprometido con el medio ambiente, en el Everest recogió basura con Andrzej Bargiel

Jornet durante la limpieza de la cascada de hielo de Khumbu
Jornet durante la limpieza de la cascada de hielo de Khumbu FOTO: Kilian Jornet

De bien sabido es que Kilian Jornet es un incondicional de la montaña y una de sus grandes prioridades es explorar y visitar nuevos lugares. Sin embargo, está muy comprometido con el medio ambiente.

El corredor reconoce que las salidas a la montaña implican contaminación y un exceso de residuos. Unos deshechos de los cuales hay que responsabilizarse.

«Las salidas a la montaña implican también que dañaremos en algún nivel el entorno y la naturaleza; indirectamente con las emisiones de carbono que producimos para llegar allí o directamente con la contaminación in situ», reconoce Jornet.

La principal preocupación de Jornet en cada salida es reducir la huella

Se trata de algo que cada vez tiene más importancia en sus pensamientos. Por ello, quiere compartir con los amantes de la montaña algunas acciones de sostenibilidad y solidaridad que le hicieron aprender mucho en los últimos años para borrar la huella.

«En mis expediciones, como por ejemplo el Everest, voy muy ligero para no tener la posibilidad que dejar residuos. Al no instalar campamentos o cuerdas, no hay posibilidad de que se queden allí en caso de mal tiempo, aludes … En cuanto a la envoltura de alimentos (unos 20 paquetes de liofilizados y geles y 4 cilindrios de gas vacíos), devolvemos estos desechos con nosotros. a nuestra casa donde podemos tirarlos», prosigue.

En su viaje al Himalaya el pasado otoño estuvo recogiendo basuras junto con Andrzej Bargiel y algunos amigos polacos.

«Al llegar a la cascada de hielo de Khumbu nos sorprendió la cantidad de basura encima y debajo del hielo. Junto con Andrzej Bargiel y algunos amigos polacos, hicimos un poco de plogga en la cascada de hielo para eliminar algunos residuos, pero aún quedaba mucho por hacer. Primero en limpiar y luego, lo más importante, en no dejar nada más. La cascada del Khumbu y las montañas circundantes proporcionan agua al valle del mismo nombre y a sus habitantes, por lo que su contaminación afecta la calidad del agua»

Después de cinco años recorriendo cimas alrededor del mundo y de completar un histórico doble ascenso al Everest, Kilian Jornet sigue con la búsqueda de nuevos retos que le permitan seguir soñando.

1 Comentario

  1. Llevo haciendo senderismo un par de años y siempre recojo lo que me encuentro en las montañas por pequeño que sea…ojala todos hiciéramos lo mismo.

Deja un comentario