Emelie Forsberg: «Valoro mucho vivir en armonía con la naturaleza»

La pareja de Kilian Jornet se imagina en los últimos metros de su carrera como granjera y cocinando

La deportista vive en un pueblo de Noruega junto a su pareja, Kilian Jornet, y su hija Maj
La deportista vive en un pueblo de Noruega junto a su pareja, Kilian Jornet, y su hija Maj FOTO: Limbus

Emelie Forsberg (Solleftea, Suecia; 1986) se imagina dentro de cuarenta años en una granja, cubriendo los últimos metros de la carrera de la vida rodeada de animales, dedicándole tiempo a su pasión por la cocina y disfrutando de la naturaleza. La descripción no se aleja de su día a día en Romsdalen, el pequeño pueblo de la Noruega de los fiordos donde vive junto a su pareja, Kilian Jornet, y su hija Maj.

Aunque reconoce que tal vez ha idealizado la búsqueda de la autosuficiencia, va camino de serlo con cuatro ovejas y un huerto donde recoge zanahorias, remolachas, ajos, patatas, coles, espinacas o espárragos.

«Me viene de mis abuelos», confiesa en una entrevista a EFE. «Ellos tenían una granja y yo pasaba mucho tiempo allí», rememora.

Forsberg durante la subida al Mont Blanc
Forsberg de subida en solitario al Mont Blanc
CRÉDITOS: Emelie Forsberg (Facebook)

Forsberg nunca había soñado ser una gran atleta

La forma de vida que conoció durante su infancia es la que practica en la actualidad Emelie Forsberg, reconocida esquiadora de montaña y corredora de trail. Su palmarés contempla, no obstante, victorias de prestigio en ambas modalidades. Sobre esquís ganó la Pierra Menta, la Mezzalama o la Andorra Font Blanca VK, entre otras. Con zapatillas se proclamó campeona de Europa y del mundo de skyrunning y triunfó en Zegama, Transvulcania o Ultra Pirineu.

«Ser profesional no era un objetivo en sí mismo. A mí me encanta disfrutar de la naturaleza, sentirme en forma, pasar tiempo en las montañas y hacer las cosas que me gustan. Me encanta pasar horas y horas al aire libre. Disfruto de salir a correr en la naturaleza, pero también de mi trabajo en la granja. Me gusta la agricultura y me gusta cocinar; procuro hacerlo con productos ecológicos», apunta sobre su estilo de vida la deportista sueca.

Licenciada en Biología, Emelie Forsberg es asimismo emprendedora. Junto a sus compatriotas Mimmi Kotka e Ida Nilsson puso en marcha Moonvalley, una gama de productos de nutrición deportiva con ingredientes reales y orgánicos.

«Siento que ese tipo de alimentación es la que te hace sentir bien», subraya.

Emelie Forsberg sale a entrenar, Kilian se queda en casa con su hija Maj
Emelie Forsberg sale a entrenar, Kilian se queda en casa con su hija Maj
CRÉDITOS: Sunnto

La atleta compagina a la perfección deporte y maternidad

Desde hace algo más de un año, además, Emelie Forsberg compagina todas esas actividades con la maternidad. «Eso es lo máximo en la vida», remarca la atleta del equipo Salomon.

«Siendo sincera, parece que Maj haya estado aquí siempre. Me cuesta mucho pensar en mi vida antes de su nacimiento. Me encanta estar con ella, enseñarle cosas y verla crecer. Tener tiempo para estar con ella es lo máximo», reflexiona.

Lo cierto es que su recuperación tras nueve meses de embarazo fue «bastante rápida».

«Eso supone un cambio muy grande en tu cuerpo, así que decidí volver a entrenar poco a poco. Pero solo unos meses después ya estaba entrenando como quería y pude recuperar mi forma. Ahora lo más difícil es encontrar un equilibrio y, sobre todo, el tiempo para la recuperación y el descanso», reconoce.

Asegura que el coronavirus ha dejado un futuro incierto

Aunque mantiene la competición como objetivo, Emelie Forsberg es consciente de que el momento actual está marcado por la incertidumbre.

«La pandemia en Noruega no ha afectado tanto. De hecho, aquí no tenemos ninguna restricción a la hora de salir de casa. También es verdad que vivimos en un pueblo muy pequeño y no vemos a mucha gente. Eso hace que sea más fácil evitar estar en grupo, por lo que todo lo que tiene que ver con eso no nos ha afectado, pero es difícil decir si volveremos a competir o no este año. Depende de la evolución de la COVID-19», puntualiza.

«Muchas carreras se han aplazado ya y no parece que vaya a haber muchas antes de septiembre. Ojalá pueda hacer alguna carrera este año, pero es difícil saberlo. En cualquier caso, mi gran proyecto sigue siendo cruzar los Pirineos y espero al menos poder hacer ese reto», desea. EFE

Deja un comentario