Tras una correcta campaña, Grandvalira trabaja con un extenso plan de medidas preventivas

El centro andorrano suma más de 1.630.000 días de esquí pese a la interrupción por el COVID-19

El índice de satisfacción global de los esquiadores es de 8,48 sobre 10 CRÉDITOS: Grandvalira

Grandvalira cierra la campaña de invierno 2019-2020 con menos días de esquí vendidos respecto al anterior ejercicio. La crisis sanitaria por el COVID-19, con el cierre forzoso un mes antes de lo previsto, truncó una temporada que iba a ritmo de récord.

Grandvalira ya trabaja en un extenso plan de medidas preventivas que permita seguir ofreciendo la mejor experiencia a sus clientes la próxima temporada, garantizando el esquí en un entorno seguro y saludable

Finalmente se han registrado 1.634.480 días de esquí vendidos a pesar de sumar 110 días de apertura, 31 menos de lo previsto. La interrupción forzosa, que ha hecho perder un período clave como es la Semana Santa, no ha permitido alcanzar la octava temporada consecutiva de crecimiento.

Una imagen del invierno pasado
Una imagen del invierno pasado

No en vano, la estación andorrana ha perdido entre el 9 y el 10% de días de esquí, respecto a los anteriores ejercicios, en los 31 días de cierre obligado. Hay que destacar, que durante la campaña 2016-17, el centro obtuvo 1.765.000 días de esquí, con un incremento del 2% en la siguiente (2017-18), que se mantuvo también el año pasado.

Condiciones inmejorables para la práctica del esquí desde el primer día

Gracias a las precipitaciones de nieve caídas desde finales de octubre y el trabajo intenso de los equipos de explotación, Grandvalira abrió parcialmente una semana antes de lo previsto, el 23 de noviembre. Encaró el Puente de la Purísima con enlaces esquiables entre todos sus sectores y las mejores condiciones de nieve y ocupación de las últimas temporadas.

El cierre anticipado de la estación el 14 de marzo para hacer frente a la emergencia sanitaria de la COVID-19 contrasta con unos períodos navideños y unos meses de enero y febrero de gran afluencia

Desde el inicio del período festivo de Navidad hasta el cierre causado por el coronavirus el pasado 14 de marzo, la estación se mantuvo a pleno rendimiento en actividades, servicios y restauración con el total de su dominio esquiable operativo.

A pesar del inicio de temporada prometedor en cuanto a precipitaciones, desde la Navidad las nevadas en Grandvalira han sido puntuales. Sin embargo, si han sido intensas y han caído en momentos estratégicos. Los espesores totales han sumado 5m 4cm, cifra ligeramente superior a la del invierno anterior (4m y 65cm), pero poco más de la mitad que hace dos inviernos, cuando se registró una acumulación total de 8m y 36cm.

Aspecto impecable de las pistas
Aspecto impecable de las pistas
FOTOS: Grandvalira

Durante los 110 días de apertura, los equipos de terreno de Grandvalira han sido clave para garantizar una buena calidad de la nieve, acumulando un total de 23.922 horas trabajadas con máquinas pisa nieves y, cuando las bajas temperaturas lo han permitido, produciendo 810.000 m3 de nieve de cultivo.La meteorología, con predominio de temperaturas suaves y días soleados, ha facilitado el mantenimiento de los accesos a la estación y ha motivado a los esquiadores a aumentar el número de visitas al dominio esquiable más grande del sur de Europa.

La satisfacción global del cliente es de un 8,48 sobre 10 y un 99% de los visitantes recomendaría Grandvalira

Índice de recomendación del 99% y alta satisfacción global

Un invierno más, los visitantes de Grandvalira han vuelto a valorar con muy buena nota su experiencia en la estación. Las encuestas de satisfacción que se practican a los clientes de Grandvalira, tanto a su llegada como a su salida, han otorgado un índice de satisfacción global de 8,48 sobre 10, así como de los servicios de la Escuela de Esquí y snowboard con un 8,73 y un 8,11 por la restauración.

El extenso abanico de servicios y actividades, junto con la dedicación de más de 1.900 profesionales que conforman el equipo de la estación, han permitido que el índice de recomendación por parte de los clientes haya sido de un excepcional 99%.

El cliente español, el más afín a Grandvalira

El esquiador procedente de España sigue siendo el que más visita Grandvalira. Más de uno de cada dos (51,3%) proviene del país vecino del sur, seguido con mucha diferencia por Francia (13,1%) y Reino Unido (12,1%).

Uno de los principales indicadores que explican los datos de ocupación y de satisfacción del cliente ha sido la capacidad de Grandvalira para mantener intacta su voluntad de mejora y de evolución.

El centro invernal ha hecho un importante esfuerzo de inversión de 13 millones de euros destinados principalmente la creación de nuevas infraestructuras como el nuevo sector Peretol o el aparcamiento Avet bajo la plataforma esquiable de Soldeu, la innovación tecnológica, la mejora de servicios de la Escuela de Esquí y Snowboard y las novedades en la oferta de ocio y restauración; desde el primer día de la temporada de invierno 2019-2020, estas mejoras han permitido consolidar aún más la oferta global de Grandvalira que va más allá del esquí, para disfrutar en pareja, con amigos o en familia. Además, el Dominio de la Nieve andorrano ha integrado de lleno Ordino Arcalís al grupo Grandvalira Resorts, donde desde esta temporada, los clientes de Grandvalira han podido esquiar de forma ilimitada con cualquiera de los forfaits de Grandvalira ofreciendo, con la combinación de las dos estaciones, un producto de nieve aún más líder con 240 km de dominio esquiables.

Gracias a este esfuerzo continuo y la voluntad de evolución, la estación andorrana se mantiene como la gran referencia en el Sur de Europa ocupando la 14ª posición del ranking mundial de días de esquí según el International Report on Snow & Mountain Tourism del 2019, elaborado por el consultor de prestigio internacional Laurent Vanat.

Crece el consumo de canales online

Grandvalira continúa creciendo en notoriedad de marca a través de sus plataformas digitales, lo cual ha superado durante este invierno los 3 millones de sesiones, con más de 1,5 millones de usuarios y casi 13 millones de visualizaciones de las webcams.

Durante esta temporada de invierno, la cifra de clientes registrados en la web ha aumentado en un 45% para situarse en el límite del medio millón. Además, la venta por los canales digitales ha crecido en cerca de un 15%.

La App de Grandvalira, top 20 del ranking español en la categoría de deportes, se ha convertido en un canal oficial de consulta indispensable para los usuarios. Este invierno se han registrado 46.067 descargas y 796.312 sesiones.

En las redes sociales, la estación andorrana se mantiene como un referente internacional. Ocupa la novena posición del ranking mundial de estaciones de esquí en cuanto a número usuarios e interacción, con un crecimiento de un 10% que ha permitido superar la barrera de los 300.000 seguidores entre Instagram, Facebook y Twitter.

Futuro próximo con máximas garantías

Para encarar el futuro con las máximas garantías, Grandvalira ya trabaja en un extenso plan de medidas preventivas que permita seguir ofreciendo la mejor experiencia a sus clientes la próxima temporada, garantizando la actividad del esquí en un entorno seguro y saludable para todos.

Deja un comentario