Sofia Goggia trabajará con Barnaba Greppi, el ‘skiman’ de Gut y Blanca

Sofia Goggia estrena 'skiman' en la persona de Barnaba Greppi, que lo fue de Paquito y Blanca Fernández Ochoa, Isolde Kostner, Deborah Compagnoni y Lara Gut entre otros

Sofia Goggia en el super G de St. Moritz, donde obtuvo su única victoria la temporada pasada.
Sofia Goggia en el super G de St. Moritz, donde obtuvo su única victoria la temporada pasada.

Sofia Goggia, campeona olímpica de descenso, no pudo finalizar la temporada pasada por culpa de una fractura del radio izquierdo que se produjo en el super G de Garmisch. La esquiadora bergamasca no tuvo un invierno demasiado satisfactorio en cuanto a resultados se refiere. Si la temporada 2017 fue la de su eclosión con dos victorias y once podios más, en 2018 se adjudicó tres triunfos, subiendo en nueve ocasiones al podio y ganándole a Lindsey Vonn el Globo de descenso por sólo tres puntos.

En 2019 una fractura del tobillo derecho entrenando en Hintertux la privó de competir hasta el mes de enero. Pese a ello, se hizo con una victoria y dos podios más. La pasada temporada fue la del bajón, con una sola victoria y un podio. Demasiados abandonos y algunas inseguridades en su esquí delataban que no estaba en su mejor momento. Ella misma ha admitido que el invierno pasado no se encontraba cómoda, que su esquí era reflejo de su estado anímico. «Siempre me he recuperado de mis épocas bajas y de periodos de bloqueo. Para ello recurro a la espiritualidad porque la forma de esquiar no es más que un reflejo de mi estabilidad emocional. Este invierno no estaba disfrutando de mi esquí y tenía dos salidas: dejar de competir o seguir luchando», ha asegurado Goggia.

Barnaba Greppi, su nuevo ‘skiman’

La próxima temporada contará con Barnaba Greppi como nuevo ‘skiman’, en sustitución de Federico Brunelli, para tratar de corregir esa deriva. Es bergamasco, como ella, tiene 61 años y empezó a despuntar en su oficio al lado de Bibiana Pérez, con la que acabó casándose.

Greppi con Lara Gut en la mejor época de la esquiadora suiza. FOTO: Facebook B.G.
Greppi con Lara Gut en la mejor época de la esquiadora suiza. FOTO: Facebook B.G.

En su curriculum aparecen nombres como Paoletta Magoni, Paquito y Blanca Fernández Ochoa, Isolde Kostner, Deborah Compagnoni, Josef Polig, Marc Gisin, Lara Gut, con la que estuvo más de seis temporadas, Zan Kranjec y Stefan Hadalin. En su amplia trayectoria ha ido creándose una reputación que le ha colocado entre los mejores ‘skiman’ del circuito. Greppi, con tres décadas de oficio a sus espaldas, tiene la particularidad de no mirar nunca las carreras de sus deportistas. «Me centro en lo que me tengo que centrar, que la preparación de los esquís y fijaciones sea lo más perfecta posible. Sólo después de la carrera me acerco al deportista para saber cómo le ha ido», explica el técnico.

Nunca compitió, dedicándose a ejercer de monitor y de entrenador en categorías inferiores. Fue en 1984 cuando se lanzó a la tarea que le ha ocupado desde entonces. Asegura que cada esquiador es un mundo. «Cada uno de ellos es un reto en sí mismo. Para algunos, sobre todo las mujeres, el aspecto psicológico es más importante. Con los hombres me resulta más fácil trabajar a nivel de comunicación».

Zan Kranjec y Stefan Hadalin han sido sus últimos pupilos. Para él, que casi siempre había trabajado con velocistas, supuso un reto hacerlo con técnicos. «Me he sentido muy a gusto en el equipo esloveno, he acumulado una gran experiencia. Es agradecido trabajar con campeones. Pero también lo es hacerlo con jóvenes que tienen una proyección de futuro», asegura.

Impactado por la muerte de Blanca

La desaparición de Blanca Fernández Ochoa le impactó. Dice al respecto que «la vida te sorprende todos los días. Mi relación con Blanca fue muy buena los tres años que trabajamos juntos pero perdimos el contacto cuando colgó los esquís. Su muerte me impresionó mucho».

La próxima temporada es, ahora mismo, una incógnita absoluta. Todo va a depender de la evolución de la epidemia de Covid-19 y Goggia lo sabe. Ya ha hablado de ello con Greppi. «Si hay una temporada normal Shiffrin volverá a ganar; lo hace todo bien. Ella esquiando es como un violín; yo soy rock and roll. Pero me parece que va a ser una temporada con pocas carreras», concluye la campeona bergamasca.

Deja un comentario