Las estaciones de esquí ven una oportunidad de cara a la época estival

La naturaleza sin aglomeraciones podría ser el reclamo del turismo familiar

La Molina, un destino ideal para las familias en verano FOTO: FGC
La Molina, un destino ideal para las familias en verano FOTO: FGC

Las estaciones de esquí trabajan contrarreloj para salvar la campaña estival. Pese a ello, saben que la normalidad no volverá en ningún ámbito hasta que no haya una vacuna para el coronavirus. Después del confinamiento, el turista querrá salir a pasear y la montaña se podría convertir en el espacio idóneo para practicar deporte en plena naturaleza.

El confinamiento ha propiciado las ganas de salir y la montaña es uno de los destinos más codiciados

El sector blanco hace tiempo que busca desestacionalizar las campañas invernales. Muchas de ellas se han convertido desde hace varios veranos en una alternativa del turismo estival familiar.

La BTT es otro de los deportes con más auge en las comarcas de Lleida

Cierto que la pandemia del coronavirus es una amenaza para la industria del turismo. A las puertas del verano, las estaciones ven una puerta entreabierta para atraer a los amantes de la montaña y aquellos que quieran reencontrarse con la naturaleza sin aglomeraciones.

Tal y como explica Eldirario.es, las estaciones esperan hacer su agosto los meses veraniegos. Si algo comparten los profesionales que se dedican a acoger visitantes es que, este 2020, el cliente al que dirigirse es el local y que el distanciamiento social estará en la cabeza de todos.

‘Respira Natura’, el slogan de las pistas de FGC

Las estaciones catalanas de FGC ya anunciaban hace algunos días que tenían todo a punto para poder trabajar en verano y apostar un año más por la desestacionalización del invierno.

Las seis estaciones de GFC -La Molina, Vallter 2000, Vall de Núria, Espot, Port Ainé y Boí Taüll-, hace tiempo que trabajan bajo este patrón. De ahí su imagen promocional que presentó el pasado invierno de ‘Respira Natura’. Su presidente, Ricard Font, reconoce que las estaciones pueden vender naturaleza los 365 días del año.

Vallter 2000 una atalaya perfecta para un paisaje impresionante FOTO: FGC
Vallter 2000 una atalaya perfecta para un paisaje impresionante FOTO: FGC

Font subraya ahora que «la normalidad no llegará hasta que aparezca una vacuna. Por lo que se prevé un turismo local con el fin de desconectar y evitar la masificación. No en vano, los espacios de FGC cuentan con el sello de turismo familiar que otorga la Generalitat de Cataluña. Un oferta que viene apoyada igualmente con los apartamentos turísticos en varios de estos centros de montaña.

Sierra Nevada tampoco es una excepción

La estación granadina abre cada año parte de sus remontes y se convierte igualmente en punto de partida a las mejores excursiones en plena naturaleza a pie y en bicicleta. Jesús Ibáñez, consejero delegado de Cetursa Sierra Nevada, reconoce que la montaña ofrece un destino muy tranquilo sin aglomeraciones.

«Los telesillas pueden limitarse a sólo dos personas y los telecabinas a grupos familiares», dice Ibáñez. Y añade que «las actividades como el senderismo o el ciclismo además de la visualización de estrellas y salidas de sol o atardeceres, no son en ningún caso propuestas masivas».

Senderistas de camino al Velta
Senderistas de camino al Veleta

Las estaciones de Galicia, Castilla y León también subirán al carro

Si las estaciones catalanas y andaluzas ven una gran oportunidad en el turismo local, los centros de Galicia, Castilla y León tampoco quieren perder comba. Al igual que los anteriores, ya trabajaban para activar el mercado de verano esperan hacer su «agosto» en los meses de calor.

Manzaneda se convierte cada verano en un centro neurálgico para las excursiones en bicicleta de montaña. Una actividad donde los circuitos son sólo el principio de una bonita aventura.

San Isidro pondrá disposición del público, con el permiso del coronavirus, las rutas en bicicleta, a pie, a caballo y actividades como parapente, escalada o pesca. Además, La Rioja estudia opciones para aprovechar las posibilidades de Valdezcaray como espacio natural.

Deja un comentario