Confinados en Andorra todavía muchos temporeros sudamericanos

Un primer grupo de trabajadores ya ha podido volar este sábado a Buenos Aires

Treball continua con las inspecciones
Las estaciones de Andorra cerraron la temporada el 14 de marzo por prevención FOTO: Altaveudigital

Cientos de temporeros sudamericanos, que estaban realizando la temporada de invierno en alguna de las estaciones de esquí de Andorra, están esperando poder salir del país para ir a sus lugares de origen. Algunos de ellos ya han sido trasladados este mismo sábado hasta Madrid, para coger un vuelo a Buenos Aires.

Confinado como los 70 mil andorranos, Ezequiel Scarsi, un instructor de esquí argentino de 26 años, es uno de los cinco mil trabajadores que espera impaciente en su apartamento en Grandvalira, cerrada desde el 14 de marzo.

«Es complicado irse, no sé cómo hacerlo. Argentina ha cancelado vuelos desde Europa. Estoy esperando una orden del consulado (de Argentina a Madrid) para poder regresar. Espero irme lo más rápido posible. De lo contrario, tendremos que tirar de nuestros ahorros «, aseguraba el trabajador.

Los primeros sudamericanos ya han salido de Andorra rumbo a Buenos Aires

El Gobierno andorrano ha puesto en marcha una serie de espacios y vías de contacto para atender las necesidades de los temporeros. En un solo día recibió cerca de mil contactos, en gran medida de personas argentinas, explica Altaveu.com. La inmensa mayoría piden información para poder volver a casa en un momento de muchas dificultades. Ayer viernes ya se  se fueron los primeros vehículos con destino a Madrid para poder coger este sábado el vuelo de Iberia hacia Buenos Aires.

Unos 5.000 sudamericanos trabajan en Andorra durante la temporada de invierno. El cierre del país y las actividades comerciales les ha afectado a todos ellos. Andorra cerró todos los bares, restaurantes y tiendas no esenciales el sábado pasado.

Muchos de ellos, como Scarsi, llevan cinco años encadenando inviernos entre hemisferios. Hacen temporada en Andorra desde finales de noviembre hasta mediados de abril. Tras terminar la temporada pirenaica comienzan en los Andes desde julio a septiembre.

«En Andorra, la mitad de los instructores de esquí somos sudamericanos. En mi escuela, en Pas de la Casa, llegamos al 70% de argentinos o chilenos», explica el monitor. Y añade que, «con la inflación que tenemos en Argentina, es interesante venir a Europa a trabajar durante la temporada aquí, esto nos permite ahorrar para el resto del año».

«Pero, ¿qué podemos hacer? Tenemos que adaptarnos a la situación. Es raro estar confinado aquí. Afortunadamente, tengo Netflix, lectura y la vista de los Pirineos».

Grandvalira paga a los trabajadores hasta el 31 de marzo

Grandvalira ha hecho ya las liquidaciones de estos trabajadores. Cobrarán hasta el 31 de marzo y las vacaciones generadas, dice Andorradifusió.ad. La empresa mantiene abiertos los alojamientos para los trabajadores que lo necesiten hasta que solucionen la salida del país. También se les ha facilitado los desplazamientos hasta el aeropuerto.

 

 

Deja un comentario