Kilde saca oro ganando un super G de Saalbach demasiado problemático

Aleksander Aamodt Kilde ha ganado el super G de Saalbach, disputado en malas condiciones, por delante de Mauro Caviezel y Thomas Dressen y poniéndose líder de la disciplina y la general

En su primera victoria de la temporada, Kilde ha tomado el liderato del super G y la general de la Copa del Mundo.
En su primera victoria de la temporada, Kilde ha tomado el liderato del super G y la general de la Copa del Mundo.

Aleksander Aamodt Kilde ha sido el vencedor del super G de Saalbach, una carrera que no debería haberse celebrado. Después de varios retrasos, la prueba empezó dos horas y cuarto más tarde de lo programado. Un insistente viento ha obligado a bajar al portillón a la salida del gigante, quedando un raquítico super G de apenas kilómetro y medio. El viento ha estado acompañado de una nevada intermitente, que ha obligado a un trabajo extra a los voluntarios y le ha reportado un monumental enfado a Markus Waldner, responsable de competición del circuito masculino. Por su fuera poco, la luz era plana, añadiendo un extra de complicación.

Markus Waldner, al borde del ataque de nervios.
Markus Waldner, al borde del ataque de nervios.

La nieve ha transformado con rapidez y a partir de Kilde, séptimo dorsal, las diferencias se han disparado escandalosamente. El único que ha logrado subir al podio con la pista en mal estado ha sido Thomas Dressen, ganador del descenso de la víspera, que ha finalizado tercero a 31 centésimas de Kilde. La segunda plaza ha sido para Mauro Caviezel, a 15 centésimas, que repite podio tras su tercera plaza de ayer.

Imagen dañina para la Copa del Mundo

Después de tomar la salida los dos primeros, Mattia Casse y Ryan Cochran-Siegler, la carrera ha vuelto a ser interrumpida para limpiar un tramo con mucha nieve acumulada. Ver a los entrenadores de los equipos sacar nieve a paladas ha sido una imagen deplorable para la Copa del Mundo de alpino.

Pinturault le ha recortado hoy 40 puntos a Kristoffersen.
Pinturault le ha recortado hoy 40 puntos a Kristoffersen.

Mauro Caviezel, en un gran estado de forma y persiguiendo incansablemente una primera victoria, ha marcado el primer tiempo a tener en cuenta. Tras él ha bajado Alexis Pinturault, animado porque el de hoy era un super G más técnico que de velocidad (al final ha sido de supervivencia) y por la posibilidad de auparse al liderato de la general de la Copa del Mundo. No lo ha logrado, al final ha sido sexto y buenos son los 40 puntos que se ha llevado. Kilde, que ha bajado inmediatamente después, ha batido el registro de Caviezel en 15 centésimas para obtener su cuarta victoria en la Copa del Mundo y primera de la temporada. Su gran regularidad -lleva trece carreras consecutivas sin salirse del ‘top ten’- le ha convertido en el invitado sorpresa en la lucha por el Gran Globo, donde Kristoffersen y Pinturault se han mostrado más erráticos.

Deterioro de la nieve casi inmediato

A partir de ahi la nieve ha transformado con rapidez y las diferencias se han disparado. Beat Feuz y Matthias Mayer, dos especialistas, no han acabado la carrera al salirse en un salto muy complicado en el que había que recepcionar con un esquí si se quería seguir en carrera. Mayer ha cedido el liderato de la disciplina.

Que esquiadores del nivel de Marco Odermatt o Vincent Kriechmayr se hayan dejado un segundo dice mucho de las condiciones de la pista.  Que transforme la nieve es algo lógico y habitual, pero las condiciones de hoy han impedido una disputa de la carrera de manera más o menos equitativa. El empeño de sacarla adelante no ha sido beneficioso.

Thomas Dressen, el más rápido sobre una nieve muy difícil.
Thomas Dressen, el más rápido sobre una nieve muy difícil.

Sólo Dressen, arriesgando al límite, y con ese esquí fino tan suyo, ha logrado alzarse al podio. Christian Walder se ha quedado a 21 centésimas del cajón, en el que ha sido su mejor resultado en la Copa del Mundo. El ‘top 5’ lo ha cerrado Mattia Casse.

La clasificación de super G, disciplina en la que esta temporada se han disputado cinco carreras con cinco vencedores diferentes, la encabeza Kilde con 51 puntos sobre Caviezel, 71 sobre Jansrud, 72 sobre Mayer y 74 sobre Kriechmayr. Más apretado imposible a falta de tres carreras por celebrar. Kilde, que ganó el Globo de super G en 2016,  tambén lidera la general absoluta con 79 puntos sobre Henrik Kristoffersen y cien sobre Pinturault.
La Copa del Mundo masculina volverá el próximo fin de semana en la estación japonesa de Niigata Yuzama con un gigante el sábado y un slalom el domingo, disciplinas en las que Kristoffersen y Pinturault deberán recortar diferencias con el noruego.

CLASIFICACIONES

Super G de Saalbach

Copa del Mundo de super G

General Copa del Mundo

Deja un comentario