La savia nueva aterriza con ímpetu en los slaloms de la Copa del Mundo

Esta temporada los slaloms de la Copa del Mundo son un perfecto escenario para la observación de la eclosión de jóvenes valores, decididos a ser los protagonistas en un futuro cercano

Lucas Braathen, noruego de 19 años. Cuarto en el slalom de Kitzbuehel, a doce centésimas del podio, y el más rápido en la primera manga.
Lucas Braathen, noruego de 19 años. Cuarto en el slalom de Kitzbuehel, a doce centésimas del podio, y el más rápido en la primera manga.

La Copa del Mundo masculina no tiene dueño. Y sobre todo en slalom. Retirado Marcel Hirscher, los aspirantes a sucederle eran Henrik Kristoffersen y Alexis Pinturault. Lo siguen siendo pese a que, ni de lejos, ejercen un dominio como el que mantuvo el campeón austriaco durante ocho años ininterrumpidos. Y entre ambos se ha metido Daniel Yule, de su misma generación y que esta temporada ha hallado el camino del éxito, con tres slaloms ganados este mes de enero.

Esta temporada se asiste a la eclosión de una serie de jóvenes eslalomistas que reclaman su sitio y a los que la madurez acabará encumbrando si las lesiones les respetan. Ya el año pasado ‘explotó’ en la especialidad más técnica Clément Noël, de 22 años y de quien Hirscher dijo que podría ser perfectamente su heredero.

Atle Lie McGrath es consolado tras no lograr acabar el slalom de Adelboden, la primera vez que entraba en una segunda manga en la Copa del Mundo.
Atle Lie McGrath es consolado tras no lograr acabar el slalom de Adelboden, la primera vez que entraba en una segunda manga en la Copa del Mundo.

En el slalom de Kitzbuehel del domingo pudo verse el contraste entre la juventud de los recién llegados y la veteranía de esquiadores ya consagrados. Entre los 19 años del noruego Lucas Braathen, que fue el más rápido en la primera manga, y los 40 del francés Julien Lizeroux, decimoquinto, media toda una generación. Veintiun años separan a ambos.

En Kitzbuehel ha brillado Braathen en su sexto slalom en la Copa del Mundo. Pero tambén su compatriota Atle Lie McGrath, de su misma edad, que finalizó 22º con el dorsal 66. Fue la primera vez en nueve carreras que entraba en la segunda manga. El austriaco de 23 años Adrian Pertl, campeón del mundo junior de la disciplina en 2017, también destacó al ser el más rápido en la segunda manga y acabar octavo en su quinto slalom en la Copa del Mundo. Lució el dorsal 73, el antepenúltimo en tomar la salida. Otros como Alex Vinatzer ya habían dado fogonazos antes del fin de semana de la Hahnenkamm. El italiano de 20 años logró su primer podio a principios de mes en Zagreb.

Más oportunidades en el slalom

No todo es llegar y besar el santo. Deben pasar por un proceso de maduración entre la élite y posiblemente en el slalom sea donde mayores facilidades se dan para un progreso adecuado sin demasiados medios. El veterano Lizeroux explica que «la competitividad en la especialidad más técnica es cada vez más grande. Hasta el dorsal 70 cualquiera puede entrar en una segunda manga. El slalom beneficia a los países menos favorecidos en este deporte, con medios limitados. Puedes estar solo en slalom, sólo hace falta un remonte y un entrenador que trace. Pero si te dedicas al descenso lo tienes más complicado porque no vas a poder entrenarlo. El slalom abre la puerta a mucha gente y también a los equipos con menos recursos».

El belga Armand Marchant, otro joven valor en alza.
El belga Armand Marchant, otro joven valor en alza.

Buen ejemplo es el belga de 22 años Armand Marchant. Su país no tiene cultura de nieve y Marchant, solamente secundado por su entrenador, el francés Raphazël Burtin, acabó quinto en Zagreb. En situación similar trabaja el búlgaro de 22 años Albert Popov o veteranos como el británico Dave Ryding (33) y el surcoreano Donghyun Jang (31).

Tras siete slaloms disputados esta temporada han puntuado 58 esquiadores diferentes. En descenso, 53 en seis carreras, 52 en cuatro super G y 42 en cuatro gigantes. Esos 58 en slalom contemplan 16 nacionalidades por diez en descenso, once en super G y trece en gigante. En el ‘top 10’, 31 corredores distintos han entrado en slalom, 24 en descenso, 17 en super G y 22 en gigante.

Deja un comentario