Victoria compartida de Brignone y Vlhova en el gigante de Sestriere

Vlhova y Brignone han ganado una carrera vibrante, relegando a Shiffrin a la tercera plaza y logrando la de Milán el segundo triunfo italiano en Sestriere después del de su madre hace 30 años

Federica Brignone explota de alegría tras cruzar la meta. La última italiana en ganar en Sestriere fue su madre, Maria Rosa Quario, hace treinta años.

Victoria compartida en el gigante de Sestriere, que ha vuelto a la Copa del Mundo después de tres temporadas, entre Petra Vlhova y Federica Brignone, que han relegado a Mikaela Shiffrin a la tercera plaza del podio, a tan sólo una centésima. Ha sido un final emocionantísimo para una carrera en la que la victoria ha estado en el alero hasta el último minuto y en la que seis de las siete últimas en tomar la salida han realizado una exhibición de esquí de muchos quilates.

Ha sido la tercera victoria de la temporada de la italiana y la cuarta para la eslovaca, que han mantenido un mano a mano excitante en la Kandahar-Giovanni A. Agnelli, con una nieve impecable. Brignone ha sido la más rápida en la primera manga, diseñada por Livio Magnoni, preparador de Vlhova, donde ha superado a la vigente campeona del mundo de la especialidad por 17 centésimas. Viktoria Rebensburg se ha quedado a 36, Shiffrin a 42 y Wendy Holdener, primer dorsal, a 56. Con opciones para la segunda manga, aunque menores que las citadas, se ha quedado la neozelandesa Alice Robinson, a 59.

Nuria Pau, condicionada por un fallo en las primeras puertas.
Nuria Pau, condicionada por un fallo en las primeras puertas.

Nuria Pau, lastrada desde arriba

Nuria Pau no ha entrado en un corte que han cerrado, empatadas a tiempos, Magdalena Fjaellstroem y Nina O’Brien, a 2″51 de la italiana. La de Ribes de Fresser ha visto su carrera absolutamente lastrada debido a un tremendo error en las primeras puertas, que la ha penalizado en poco más de tres segundos. La catalana no se ha venido abajo y ha demostrado fuerza mental, esquiando bien pero sin poder rebajar la pesada carga que ha arrastrado de buen principio. Al final ha llegado penúltima, a 6″88 de Brignone. Crecer en la Copa del Mundo es un camino lleno de espinas para quienes no son campeones natos.

Nuria Pau, condicionada por un fallo en las primeras puertas.
Nuria Pau, condicionada por un fallo en las primeras puertas.

Brignone está atravesando un momento muy dulce y hoy, arropada por una afición absolutamente entregada, ha volado sobre la Agnelli. En la primera manga ha estado dinámica, anticipando muy bien y buscando las puertas. Ha bajado en 17 centésimas el ‘crono’ de Vlhova, que había salido inmediatamente antes con una bajada en su estilo, muy física y de fuerza. A Shiffrin se le ha visto empujar pero ahora mismo Vlhova está un punto por encima de la estadounidense, que ve su hegemonía debilitarse pese a que sus resultados son un sueño para el 90% de las corredoras del circuito.

¿Shiffrin en crisis?

Shiffrin no gana y lo asume. Es directa y sincera al afirmar que «Petra ha ganado mucha confianza en su esquí esta temporada. Siempre ha sido una esquiadora increíblemente buena. Y muy disciplina. Y, además, esta temporada ha encontrado un ritmo perfecto para su estilo de esquí. Es obvio que los triunfos no están llegando igual que el año pasado pero repetir una temporada como la anterior es muy difícil. Lo del año pasado no me lo creía ni yo».

En la segunda manga Shiffrin ha sacado el genio y ha rebajado en 37 centésimas la marca de una Wendy Holdener cansada de chutar al palo (tercera cuarta plaza en las últimas cuatro carreras), quien a su vez ha mejorado en seis la de Alice Robinson (en cuanto madure dará miedo la neozelandesa), que ha batido en 48 centésimas a Meta Hrovat a la que le sobra clase y le falta fuerza. Y la eslovena ha batido por más de medio segundo a la irregular Sara Hector, que ha mejorado en poco más de una décima a Sofia Goggia, cada vez más efectiva en gigante (hoy ha sido su mejor resultado de la temporada en esta disciplina).

Federica sucede a su madre

Rebensburg, la antepenúltima en salir ha hecho una mala manga y ha descendido cuatro puestos para acabar séptima, por detrás de Hrovat. Vlhova ha sido la mejor en el muro pero la parte final se le ha hecho larga, ha empujado hasta morir para mejorar en una centésima a Shiffrin. Quedaba Brignone. La presión era enorme. No sólo porque corría en casa sino porque la última victoria italiana en Sestriere databa del slalom de 1983, en la tercera aparición de la estación de los Agnelli en la Copa del Mundo. Y ganó su madre, Maria Rosa Quario.

Brignone ha aumentado su renta hasta el principio del muro para después ir perdiendo casi todo en la parte final, que también se le ha hecho larga. Ha cruzado la meta con el mismo tiempo que Vlhova y no ha podido reprimir un grito liberador. El tramo final de la carrera ha sido vibrante y lleno de incertidumbre. El más mínimo fallo condenaba a las esquiadoras irremisiblemente. Sobre una pista que no era la misma, aunque ha aguantado bien, las bajadas de Goggia, Hector, Hrovat, Robinson, Holdener, Shiffrin, Vlhova y Brignone han sido de las que crean afición.

La Copa del Mundo sigue liderada por Shiffrin, aunque Vlhova le va recortando carrera a carrera. La renta de la estadounidense es todavía de 233 puntos sobre la eslovaca, con Brignone a 281. En el Globo de la disciplina manda Brignone, con 61 puntos sobrer Shiffrin y 111 sobre Bassino, hoy décima y por debajo de lo esperado. Lo mismo que Michelle Gisin, 16ª. Mañana gigante paralelo a partir de las 11.45 horas.

CLASIFICACIONES

Gigante de Sestriere

Copa del Mundo de gigante

General Copa del Mundo

Deja un comentario