Italia lidera la primera área de esquí y montaña libre de plástico en el mundo

Val di Pejo se convierte en un valle sostenible y retira todos los productos de plástico de un sólo uso

Val di Pejo se enmarca en la región de Italia del Trentino
Val di Pejo se enmarca en la región de Italia del Trentino FOTOS: Val di Pejo

La zona alpina de Italia de Val di Pejo (Trento) quiere convertirse en una montaña libre de plásticos. El centro invernal de Pejo 3000 ubicado en el Val di Sole prohíbe todos los plásticos de un solo uso, como vasos, platos o botellas. Todos ellos desaparecerán de la estación de esquí y los refugios de la zona.

Se trata del primer paso que acoge Val di Pejo en un programa de sostenibilidad mucho más amplio

El programa de sostenibilidad salió a la luz, tras encontrar microplásticos en uno de los glaciares de este espacio natural. El tema hizo reflexionar a todos los implicados de la zona alpina. El director de la Empresa Turística del Val di Sole, Fabio Sacco, explicó que; «la zona quiere convertirse en la más sostenible del entorno alpino».

La iniciativa tiene igualmente un valor didáctico. La región de esquí se caracteriza por ser una de las más adecuadas para las semanas blancas de las familias con niños que comienzan a esquiar.

Programa de sostenibilidad en Vale di Pejo

La situación de peligro había sido denunciada tras un estudio realizado por la Universidad Estatal de Milán y Milán Bicocca. El equipo de investigación había descubierto en abril pasado que el glaciar Forni, en el lado lombardo del Parque Nacional Stelvio, contenía entre 131 y 162 millones de partículas de componentes plásticos. Se trata de una tasa equiparable a los niveles de los sedimentos marinos de Europa, explica el rotativo Repubblica.it. Ya sea Poliéster, poliamida o polietileno, todos ellos se deben a la presencia humana.

El consumo de productos de proximidad forma parte también de la iniciativa
El consumo de productos de proximidad forma parte también de la iniciativa

El problema de la contaminación de los plásticos de alta montaña es todavía más complejo de superar que el marino. «Si los plásticos alcanzan grandes altitudes, permanecen sin cambios durante mucho tiempo, incluso décadas y luego regresan al hombre en forma de daños ambientales y de salud, ingresando en la cadena alimentaria«, explica Christian Casarotto, glaciólogo del Museo de Ciencias MUSE de Trento .

El área de montaña de Pejo 3000 tendrá un distintivo con la iniciativa dirigido tanto a senderistas como esquiadores. Los clientes ya no encontrarán agua, refrescos envasados con plástico, ni cubiertos o pajitas desechables. Incluso las bolsitas de ketchup y mayonesa desaparecerán.

La estación utiliza además las energías renovables desde hace tiempo. También potenciará el uso de las estufas de pellets y coches híbridos para moverse por la zona. Y en cuanto a los alimentos, se potenciarán todavía más los productos de proximidad.

Deja un comentario