Katharina Liensberger podría pasarse la temporada en blanco

La austriaca quiere competir con una marca de esquís que no forma parte del equipo nacional y su federación no está dispuesta a consentirlo

Katharina Liensberger, al término del slalom de Flachau donde obtuvo su único podio en la Copa del Mundo hasta el momento.
Katharina Liensberger, al término del slalom de Flachau donde obtuvo su único podio en la Copa del Mundo hasta el momento.

Katharina Liensberger, la prometedora austriaca de 22 años, podría pasarse la temporada en blanco si antes del día 15 no llega a un acuerdo con la federación de su país (OESV). El problema es un conflicto por el uso de material por parte de Liensberger, que decidió utilizar los esquís Kastle y renunciar a Rossignol. Pero la marca austriaca no forma parte de los patrocinadores del equipo de alpino y la federación no le concede el permiso para entrenarse y competir junto a sus compañeras.

El tema parecía haberse resuelto al anunciar Liensberger, especialista en slalom y gigante, que volvería a usar el material de la marca francesa. Pero a los pocos días se contradijo y parece nuevamente dispuesta a esquiar sobre unos Kastle. La federación le ha dejado claro que si antes del 15 de noviembre no firma el contrato con Austria Ski Pool, no podrá competir con el equipo ni en la Copa del Mundo ni en cualquier otro evento.

La esquiadora, doble subcampeona del mundo junior de gigante (Are 2017 y Davos 2018), ha contratado un equipo jurídico para, según ella, «ver con claridad este asunto y poder competir con calma». No se descarta que Liensberger opte por un cambio de nacionalidad. Su mejor resultado en la Copa del Mundo fue en Flachau, el pasado enero, donde obtuvo la tercera plaza, su único podio de momento en el circuito. En el Mundial de Are fue cuarta en el slalom y obtuvo la plata en la prueba por equipos. En los Juegos de PyeongChang también se colgó la plata en la misma prueba.

Deja un comentario