Shiffrin acepta presión sobre ella tras el adiós de Vonn y Hirscher

La estadounidense de 24 años queda como referente único en la élite del esquí alpino y asume el papel de líder que le corresponde

Mikaela Shiffrin, a punto para volver a ser protagonista en la Copa del Mundo.
Mikaela Shiffrin, a punto para volver a ser protagonista en la Copa del Mundo.

Las retiradas de Marcel Hirscher y Lindsey Vonn obliga a Mikaela Shiffrin a soportar toda la presión mediática. La estadounidense de 24 años será, junto a una Lara Gut muy lejos de sus mejores tiempos y de una Anna Fenninger al borde de la retirada, la única esquiadora en haber ganado la Copa del Mundo, en su caso en tres ocasiones. En categoría masculina, desaparecidos Hirscher y Aksel Lund Svindal, sólo Carlo Janka ostenta ese honor.

Pero esta circunstancia no agobia a Shiffrin, su mentalidad de campeona le da la vuelta como un calcetín y presenta la situación «como una oportunidad no sólo para mi sino también para el resto de competidores. En la Copa del Mundo hay grandes atletas, sólo llegan los mejores y todos trabajan para llevarse la victoria», explica Shiffrin que la pasada Copa del Mundo la cerró con 17 triunfos parciales, el Gran Globo y los de slalom, gigante y super G. Ya es tercera el ranking de victorias con 60 por las 86 de Ingemar Stenmark y 82 de Lindsey Vonn. Además, en el Mundial de Are fue la gran vencedora, con oros en slalom (cuarto título consecutivo en la disciplina) y super G y bronce en gigante.

Tiene por delante unos buenos años para seguir rompiendo moldes, como hizo la pasada temporada con su victoria en el super G de Lake Louise, convirtiéndose en la primera esquiadora (hombres incluidos) en ganar en las seis disciplinas de la Copa del Mundo.
«Todas estas retiradas han sacudido un poco el barco que es el esquí alpino de competición», dice Shiffrin, que ya ha anunciado que esta temporada quiere dedicar más tiempo a la velocidad, concretamente a los descensos. Pero puntualiza que «voy a tener la misma mentalidad: seguir escuchando a mi cuerpo y ver cómo se siente».

Deja un comentario