Jaque mate a los glaciares de los Pirineos por el calentamietno global

El retroceso glaciar, uno de los efectos más graves que sufre el planeta por el cambi climático, no tiene marcha atrás

Glaciar de la Maladeta en 1986 (izquierda) y este año (derecha) FOTO: Jordi Camins

El retroceso de los glaciares ha puesto en jaque la mayoría de áreas de montaña. La recesión de los mismos, por el calentamiento global, es un hecho constatado en todo el mundo.

La emisión de los gases de efecto invernadero, responsables del aumento del calentamiento global, han acelerado el derretimiento del hielo también en los Pirineos.

El Centre de Estudis de la Neu y de la Muntanya de Andorra (CENMA) publicaba hace unos días una actualización de la información climática del país, dentro del Observatorio de la Montaña de Andorra. Tras analizar el período comprendido entre 1950 y 2015, se ha observado el aumento de las temperaturas en el país. Tal como explica Bondia.ad, afirman que la temperatura del verano aumenta a un ritmo medio de 0,29 grados por década, y las temperaturas máximas también para esta estación del año crecen 0,33 grados por década. Se trata de cambios «estadísticamente significativos».

Olas continuas de calor

No en vano, el aumento de las temperaturas en las montañas es, en término medio más alto que en las planicies. Y aunque los glaciares no desaparecerían antes del 2050, si han entrado en un retroceso muy acelerado.

Añadir que este verano las olas de calor vividas en las montañas han pasado factura. Tal y como explica Meteopyrenees.fr, el termómetro subió hasta los 38 ° C en Mérens-les-Vals a 1.000 metros de altitud y de 28 a 29 en el Pas de la Casa. Sin obviar que las heladas son cada vez menores, y es que en el Pic du Midi no heló en todo el verano de 2018.

Unas temperaturas que llegaron igualmente a los 19º C en algunas estaciones de los Alpes, como Tignes y Les 2 Alpes, y que obligó a adelantar el cierre del esquí de verano.

Retroceso de los glaciares pirenaicos

Evolución de la Maladeta
Evolución de la Maladeta
FOTOS: Jordi Camins

Glaciar Oriental de la Maladeta, la tercera más extensa de los Pirineos. La primera foto es de 1857 (Civiale), su longitud era de 1.520 m. La segunda data de 1986 y aún superaba los 800 m de longitud, la tercera es del mismo día de agosto que la anterior pero de este año 2019, con una longitud máxima de 660 metros. Así que las comparativas son de 162 y 33 años respectivamente.

Antes y después del Monte Perdido
Antes y después del Monte Perdido
FOTO: Meteopyrenees.fr

A la izquierda, una imagen del Monte Perdido tomada en 1979 por Sebastien Lamasse. A la derecha, una imagen reciente de randonneepyrenees.com. En 2011, este glaciar fue el tercero más grande de los Pirineos con 36ha.

Fotod derecha tomada en 1887 vs 2019 (® trekkingpyrenees.com y guilmo)
Fotod derecha tomada en 1887 vs 2019 (® trekkingpyrenees.com y guilmo)

Solo quedan unos años más antes de que el glaciar Oulettes desaparezca.

pluisphoto y en 1924 a la derecha Randonneepyrenees.com hoy en díac
pluisphoto y en 1924 a la derecha
Randonneepyrenees.com hoy en día

El Glacier du Taillon en Hautes-Pyrénées no es una excepción. El glaciar está en peligro y no existirá en unos pocos años.

Derretimiento global desde 1850

La Pequeña Edad de Hielo, entre 1550 y 1850, fue un periodo con temperaturas relativamente más frescas comparadas con las actuales. Posteriormente, hasta cerca de 1940, los glaciares alrededor del mundo retrocedieron ya que el clima se calentó sustancialmente.

Sin embargo, el retroceso glacial se ralentizó e incluso se invirtió temporalmente, en muchos casos, entre 1950 y 1980 cuando las temperaturas globales se enfriaron ligeramente. Desde 1980, un calentamiento global significativo ha llevado a un retroceso acelerado de los glaciares.

Deja un comentario