La Guardia Civil realiza diez rescates de montaña el fin de semana

Dos montañeros fallecen y el resto son auxiliados por esguinces o torceduras

Imagen de archivo de un rescate de la Guardia Civil en montaña
Imagen de archivo de un rescate de la Guardia Civil en montaña CRÉDITO: GC

Fin de semana complicado en la montaña. La Guardia Civil realizó más de una decena de rescates en diversos puntos de los Pirineso y prepirineo. Además de dos fallecidos, varios senderistas quedan enriscados o sufren esguinces o troceduras.

Un montañero de Zaragoza fallecía el sábado en el Pico de La Gabarda, en Panticosa. Se trata de Paco Belío, el hombre de 75 años se precipitó unos 150 metros durante el descenso.

Belío era un veterano de la montaña 

Una imagen de Paco Balío
Una imagen de Paco Balío
FOTO: CN Helios

Era un montañero veterano, un profundo conocedor del Pirineo y un apasionado de este deporte afirma el Heraldo.es. Además, murió en el municipio donde nació. Vino al mundo en la Casa de Piedra del Balneario de Panticosa, donde trabajaba su padre y que en la actualidad es un refugio de montaña, y haciendo lo que más le gustaba.

Especialistas del Equipo de Rescate e Intervención en Montaña (EREIM) de Panticosa, Unidad Aérea de Huesca, y enfermero del 061 acudieron rápidamente al lugar. Pese a que el montañero estaba con vida, presentaba lesiones graves y fue evacuado hasta Sabiñánigo donde murió.

Ingeniero jubilado, estaba muy vinculado a la sección de montaña del Centro Natación Helios de la capital aragonesa.

«Desde @cnhelios sentimos de corazón la pérdida de Paco Belio y acompañamos a sus familiares, compañeros y amigos en estos momentos de tristeza y dolor. Descanse en paz».

Otro excursionista perdía la vida cerca de Marbella

Se trata de un británico de 61 años. El hombre fue hallado sin vida este domingo en la falda norte del Pico de la Concha, en Marbella (Málaga). Fue su familia quien dio el aviso a la Guardia Civil. Por lo visto el hombre les llamó con su teléfono móvil el sábado por la tarde para avisar que se había desorientado.

Deja un comentario