El cadáver hallado en los Andes correspondería a un español desaparecido hace 30 años

Se trataría del montañista valenciano Mateo Parrilla que desapareció en enero de 1990 cuando escalaba el cerro Rincón, de 5.365 metros

Una imagen del rescate de los Andes
Una imagen del rescate de los Andes FOTO: Losandes.com.ar

Un montañero encontraba el pasado domingo un cadáver de una persona en el cerro ‘El Rincón’, en una localidad ubicada sobre la cordillera de los Andes en la provincia argentina de Mendoza. Todos los indicios apuntan al español Mateo Parrilla, desaparecido en la misma zona en 1990.

El fallecido estaba totalmente momificado, y con él había una mochila y documentación. Tal y como explica Lavoz.com/ar, los archivos de personas perdidas en la zona recogen que en ese lugar únicamente figura la desaparición de un alpinista en los últimos años, el español Mateo Parrilla.

Parrilla no volvió tras la ascensión al cerro Rincón, en los Andes

Parrilla, un valenciano afincado en Cataluña de 35 años, desapareció el 18 de enero de 1990 cuando escalaba el cerro Rincón, de 5.365 metros. Dos alpinistas brasileños lo encontraron a mitad del ascenso y avisaron a las autoridades locales. Desde entonces han pasado casi 30 años sin saber de él, informa el citado medio argentino.

«Todo indica que el cuerpo pertenece a Parilla, solo tenemos el registro de su desaparición. Entre las pertenencias del fallecido encontramos documentación, pero todo fue remitido a la Fiscalía. Ellos van a hacer los cotejos de ADN», según declaraciones del subcomisario Alejandro Alonso, responsable de la Patrulla de Rescate, publicadas por el diario Los Andes.

Tras el hallazgo del cuerpo, un equipo de la Patrulla de Rescate de la Policía de Mendoza logró recuperar el cadáver que se encontraba en una zona de difícil acceso en un glaciar del cerro ‘El Rincón’, a 4.500 metros sobre el nivel del mar.

“Es una zona de glaciares como mucho hielo cristal”, aseguró a Losandes.com.ar el subcomisario Alejandro Alonso, responsable de la Patrulla de Rescate.

El cadáver estaba momificado y los primeros indicios apuntan a que el alpinista sufrió una caída durante el ascenso o descenso. La fiscalía hará los análisis de ADN para conocer la identidad del fallecido.

Deja un comentario