Masella sube al podio con seis meses y un día de apertura non stop

Pese a la falta de nevadas, la estación pirenaica ha mantenido abiertas las pistas un total de 182 días

Masella se vistió de fiesta primero de mayo, último día de la temporada
Masella se vistió de fiesta primero de mayo, último día de la temporada CRÉDITOS: Masella

Masella cierra una temporada inigualable. Han sido un total de 182 días de esquí non stop. Pese a las pocas nevadas de este pasado invierno, el centro ha permanecido abierto seis meses y un día.

La nieve auguraba uno de los mejores inviernos a finales del mes octubre del 2018. Una nevada otoñal dejaba más de 70 cm en las cotas medias y altas de la estación. Masella se apresuró a pisar la nieve y anunciaba la apertura el día 1 de noviembre. Pero las nevadas no llegarían otra vez hasta finales de enero.

La estación tenía hechos los deberes. Y es que, junto a la nieve natural, los cañones que cubren más de 50% del centro invernal y todos los ejes básicos han permitido aguantar el tirón hasta el primero de mayo.

Una jornada de cierre donde se congregaron más de dos mil esquiadores. Un día festivo en el que los aficionados pudieron esquiar gratuitamente con cualquier forfait de temporada de otras estaciones. Un cierre memorable y festivo donde no faltó una espontánea bajada en bañador a cargo de unos 50 clientes.

La estación de Masella sube al podio

El centro invernal pirenaico  ha sumado 403.621 esquiadores. Masella hace un balance excelente de la temporada. Y es que se trata de la segunda temporada récord en número de días de esquí en los 51 años de historia de la estación.

A falta de datos de facturación, Masella puede presumir de ser la estación de la Península con más días de esquí. Junto a los seis meses y un día de nieve hay que sumar la veintena de jornadas de esquí nocturno.

La estación volverá a abrir el primer fin de semana de noviembre que tenga nieve
La estación volverá a abrir el primer fin de semana de noviembre que tenga nieve

La estación genera riqueza en la comarca el máximo número de semanas al año, ya sea de forma directa (a través de escuelas, de esquí, tiendas del sector, etc.) o indirecta (a través de los proveedores de la comarca, y todo el sector servicios beneficiario del turismo de nieve).

De esta forma, y pese a la falta de nevadas, la nieve natural ha sido compensada con los trabajos de la moderna red de nieve producida de Masella. Se trata de un esmerado trabajo gracias al esfuerzo coordinado de todos los departamentos de la estación para lograrlo.

El centro de La Cerdanya ya está trabajando en las novedades del próximo invierno. Y finalmente anuncia que volverá a abrir las instalaciones el primer fin de semana de noviembre que haya nieve.

Deja un comentario