Alex Txikon: “Quiero volver al K2”

Repasa en MARCA su última expedición y el rescate de Nardi y Ballard en el Nanga Parbat

Alex Txikon:
Alex Txikon: "Quiero volver al K2" CRÉDITOS: Marca.com

Por: Andrés García (Periodista Marca.com)

Alex Txikon llega a la redacción de MARCA nada más aterrizar en Barajas. Partió de Pakistán y, previa escala en Estambul, retornó a España tras su intento invernal de coronar el K2. Su rostro muestra las secuelas de casi tres meses de expedición.

P: ¿Qué valoración hace la expedición al K2?

R: Positiva. Sabía que ir al K2 es ir un año y otro año. Si vas uno suelto al menos debes tratar de aportar y dar conocimiento a los siguientes expedicionarios. Hemos equipado una línea entera de cuerdas de tal forma que se pueda descender a gran velocidad. Estamos satisfechos del trabajo hecho y lo aprendido: los iglúes, la muralla, la estación meteorológica en el Campo Base y la información de qué en se equivocan los partes…

P: ¿Se puede coronar el K2 en invierno?

R: Sí, el K2 se va a subir y antes de lo previsto. Hay dos ventanas, una oportunidad que es hasta el 15 de enero y si no te tienes que pasar a marzo. Hay que mejorar las previsiones meteorológicas y, sobre todo, ser muy rápido: la velocidad es la clave. Hay que ser capaz de subir del Campo Base al Avanzado o del Avanzado al Campo 2 o Campo 3 y de ahí a la cumbre del tirón y bajar.

P: ¿Por qué no hubo colaboración con la expedición rusa?

R: He escalado con muchos rusos con anterioridad y esta vez me ha sorprendido para mal su comportamiento. Ha sido extraño. Antes de llegar al Campo Base, nuestro piloto de dron se sintió mal y dormí con él. Los rusos ya dijeron que había usado oxígeno. Luego dijeron que en altura habían visto a los sherpas y no a mí. Este año me tocó trabajar y de lo lindo. Nos tiraron bolas de nieve cuando les grabamos en vídeo…. La única línea de cuerda equipada ha sido la nuestra con 3.000 metros. Estamos orgullosos de dejarla ahí. Ellos sólo equiparon 600 metros. Luego usaron las cuerdas viejas, deshilachadas, que están en el K2. Esto tiene el riesgo de que se puedan romper. No se puede mentir. Eso es lo más negativo de esa expedición. Debe haber juego limpio. Es muy triste. Es el ego, la vanidad de ser el primero. El alpinismo debe estar por encima de todo eso.

P: Cuando se produjo la desaparición de Ballard y Nardi en el Nanga Parbat, ¿nunca dudaron en ir en su ayuda?

R: Lo tuvimos claro. Con Daniele estuvimos en el Nanga en 2016. La experiencia no salió bien. Yo me sentí culpable. Si hubiera sabido llevarle de otro manera… Eso lo llevaré el resto de mi vida conmigo. Si hubiera sabido llevar esa relación entre Nardi, Simone Moro, quizá ahora seguiría vivo.

P: ¿Cómo fue la búsqueda?

R: Estuvimos tres días sin dormir, mirando por las noches a ver si nos hacían alguna señal. No pierdes la esperanza. Sabes que están muertos pero el subconsciente no… Seguir leyendo y ver vídeo

Alex Txikon en Marca

Entrevista entera en el siguiente enlace

Deja un comentario