Marcel Hirscher quiere esperar hasta el verano para tomar una decisión

El campeón austriaco asegura que ha finalizado la temporada exhausto, que quiere llegar hasta el verano para comprobar en qué estado físico y anímico llega y que de seguir sólo lo hará para luchar por el Gran Globo

Marcel Hirscher quiere esperar hasta el verano para tomar una decisión sobre su futuro deportivo. FOTO: Red Bull.com
Marcel Hirscher quiere esperar hasta el verano para tomar una decisión sobre su futuro deportivo. FOTO: Red Bull.com

“El esquí ya no es lo más importante”, dijo el domingo en Soldeu Marcel Hirscher a la cadena CNN. A sus 30 años, casado y con un hijo de pocos meses, el austriaco ha acabado agotado la temporada que le ha reportado su octavo Gran Globo, los de slalom y de gigante y el título de campeón del mundo de slalom. “Es la decisión más difícil de mi vida. No es cuestión de decir ‘bien, voy a tener un nuevo trabajo’. Se trata de poner fin a una parte de toda mi vida. He esquiado con intensidad durante diez años, con lágrimas, sudor, éxitos y sufrimientos; un sube y baja. No es fácil decir que todo esto se ha acabado”, prosigue Hirscher.

Es el tercer esquiador más laureado en la Copa del Mundo con 67 victorias, quince menos que Lindsey Vonn y 19 menos que Ingemar Stenmark. Mikaela Shiffrin, con seis años menos que Hirscher, suma ya 60 victorias.

Una rutina frustrante

La frenética rutina que impone la Copa del Mundo, casi cuarenta carreras en veinte semanas con competición al otro lado del océano, no ayuda. “Estoy habituado a estas rutinas durante la temporada y a veces es frustrante. No es muy motivador saber lo que vas a hacer. Ahora mismo estoy desmotivado. Pero esto puede cambiar en una o dos semanas”.

Hirscher en Schladming, en enero, donde obtuvo su última victoria de la Copa del Mundo 2018-2019. FOTO: Reb Bull
Hirscher en Schladming, en enero, donde obtuvo su última victoria de la Copa del Mundo 2018-2019. FOTO: Red Bull

Dice estar a un 49-51%, aunque no aclara en qué sentido. “La temporada me ha exigido mucha energía y he acabado muy cansado. Quiero ver cómo recupero. Tengo 30 años y eso en el deporte profesional pasa factura”.

Admite que llegó enfermo a Are, donde no habría participado de no tratarse del Mundial. “Eso me absorbió la energía para el resto de la temporada. Acabar el último de la segunda manga, como me pasó el domingo en Soldeu, no me había pasado nunca. Pero esto no va a influir en mi decisión. Si lo dejo no será porque no acabe entre los 15 primeros; será porque ya no me divierto y esté cansado del esquí de competición”, declara Hirscher. Y tampoco se trata de irse estando en lo más alto. “Si hubiese actuado así me habría retirado tras Schladming 29012”, donde consiguió su primer Gran Globo.

Asegura que quiere esperar al verano para ver cómo llega física y mentalmente. “Entonces veré si me es posible disputar otra temporada a alto nivel. Si sigo corriendo será por el Gran Globo. Y para eso hay que estar al 100%, La presión de los rivales es un gran reto pero también una motivación, especialmente porque en mi equipo siempre buscamos la mejora contínua”.

Deja un comentario