Remonte de temperaturas a la espera de un probable cambio de tiempo

La montaña rusa meteorológica vuelve a hacer acto de presencia otro fin de semana más. El descenso drástico de las temperaturas volvería a ser efectivo a inicios de la semana próxima

La montaña rusa meteorológica está servida
La montaña rusa meteorológica está servida FOTO: Wxcharts.com

Con la llegada del fin de semana, vuelve el tiempo estable en  todas las áreas de montaña. Después de un frente atlántico que dejó alguna que otra nevada a mitad semana, tan sólo anecdótica, las temperaturas remontarán el sábado y el domingo para volver a descender de cara a la semana próxima.

«Seguimos con una tónica de pocas alegrías, teniendo en cuenta que ya estamos a mediados de marzo. Un frente, que ha pasado este miércoles sin pena ni gloria, ha dejado algo de nieve pero ni mucho menos la que se esperaba», explica Alex Van der Laan, meteorólogo en redes sociales.

Todo apuntaba a una semana pasada por nieve, sobre todo en la cara norte de los Pirineos. Pero el frente atlántico, y posteriormente de norte, pasó muy desgastado.

«La causa la tiene el famoso anticiclón de las Azores, dado que estamos en su radio de acción. Y es que el índice NAO está siendo positivo, lo que favorece que el anticiclón se ubique sobre nosotros y las bajas de terranova circulen hacia latitudes superiores», prosigue Van der Laan.

A las puertas de un cambio de tiempo

El tiempo será anticiclónico y las temperaturas subirán el viernes y sobre todo el sábado. El viento será fuerte del noroeste en cotas altas. Y como va sucediendo cada semana, las precipitaciones volverán a hacer acto de presencia a partir de domingo.

«Pasaremos de esta anomalía de temperaturas a 850 hp (unos 1500m) del sábado al invierno de golpe el martes próximo»,

El descuelgue de aire frío podría comportar incluso una entrada de vientos de levante
El descuelgue de aire frío podría comportar incluso una entrada de vientos de levante
FOTO: Meteociel.fr

Un descuelgue de aire frío podrá devolver el invierno la semana próxima. Las primeras nevadas se ubicarán en la cota 1.700, sobre todo en la cordillera cantábrica, por una entrada de vientos del noroeste.

«Podríamos tener una semana más movida con más precipitaciones y nevadas, incluso alguna salida muestra la posibilidad de una entrada de vientos de levante, pero quedan todavía muchas horas, por lo que habrá que seguir atento a los cambios, concluye el meteorólogo.

 

Deja un comentario