Myhrer y Swenn Larsson, símbolos de dos generaciones suecas

Andre Myhrer y Anna Swenn Larsson fueron reunidos por Helly Hansen, proveedor del equipo sueco de alpino, para comentar la temporada posterior a sus grandes éxitos de 2018

Andre Myhrer y Anna Swenn Larsson en Andorra esperando para competir este fin de semana en las finales de la Copa del Mundo. FOTO: Toni Grases/@photoset.es
Andre Myhrer y Anna Swenn Larsson en Andorra esperando para competir este fin de semana en las finales de la Copa del Mundo. FOTO: Toni Grases/@photoset.es

Andre Myhrer y Anna Swenn Larsson son dos de los puntales del equipo sueco de esquí alpino. Con motivo de las finales de Soldeu, Helly Hansen, marca proveedora de la escuadra nórdica, concertó un encuentro con la prensa entre el vigente campeón olímpico de slalom y su compañera en la formación sueca.

Swenn Larsson, que cuenta con una medalla de plata en el slalom del pasado Mundial de Are, comentó que “me preparé a conciencia para la cita mundialista. Para mi era un sueño competir en un Mundial en mi casa. Fue algo increíble y subir al podio para recibir la medalla de plata fue un sueño”.

Futuro por decidir del campeón olímpico

Para Myhrer la temporada pasada fue la culminación de su carrera al proclamarse campeón olímpico de la disciplina más técnica. A sus 36 años, el esquiador de Bergsjoe ve cercana su retirada aunque todavía no le ha puesto fecha. Con diez victorias en la Copa del Mundo, un Globo de slalom y un bronce en los Juegos de Vancouver 2010, Myhrer explica que “el oro de Pyeongchang fue la culminación de mi carrera. Un título olímpico conlleva una presión muy grande y creo que la he superado a base de motivación. He estado peleando toda la temporada y la verdad es que los resultados no han acompañado demasiado, subiendo sólo dos veces al podio este invierno”.

No tiene todavía claro si esta va a ser su última temporada en la Copa del Mundo. “Todavía no he tomado una decisión. Estoy abierto a seguir pero depende de muchas cosas. La Copa del Mundo conlleva mucho viaje, tengo dos hijos y esto también influye. Intentar cumplir mis objetivos es lo que me mantiene motivado y mientras pueda seguir aspirando a podios me mantendré en el circuito”, explica Myhrer. Larsson, de 27 años, está soltera y no tiene este problema. “Ocurre que a mi me gusta viajar y esquiar. Mi novio también esquía y en casa estamos en verano”, dice la slalomista de Rattwik.

Helly Hansen patrocina el equipo sueco de esquí alpino.
Helly Hansen patrocina el equipo sueco de esquí alpino.

Encantados con Andorra y Helly Hansen

Anna ya conocía Andorra porque compitió en la Copa de Europa y también en 2012, en la primera ocasión que la Copa del Mundo recaló en el Principado. “Estoy encantada de volver, tengo buen recuerdo”, dice Swenn Larsson. Para Myhrer es su debut en el país de los Pirineos y se ha mostrado “sorprendido por la calidad de la nieve pese a las temperaturas altas. Es una nieve húmeda pero dura, nada que ver con las últimas pruebas que disputamos en Kranjska Gora”.

Están encantados con que Helly Hansen sea el proveedor de la ropa del equipo sueco. “Es de una calidad muy alta y sus prendas son muy confortables”, dice ella. “El nivel de calidad es muy alto, los trajes son a medida y el ‘life pocket’, el bolsillo que mantiene el nivel de batería, me parece un detalle genial”, dice él.

Ambos empezaron a competir en serio en alpino hacia los 14 años. Pero antes habían practicado varios deportes, esquí de fondo y fútbol los dos. Además, Myhrer jugó durante algún tiempo a hockey sobre hielo. Por su parte, Swenn Larsson es una virtuosa del violín.

 

Myhrer y Swenn Larsson atendiendo a la prensa. FOTO: Toni Grases/@photoset.es
Myhrer y Swenn Larsson atendiendo a la prensa. FOTO: Toni Grases/@photoset.es

Las cifras de Shiffrin y el relevo de Hirscher

El reinado de Mikaela Shiffrin no para de crecer y Anna opina que “puede superar las 82 victorias de Lindsey Vonn. Tiene una calidad extraordinaria y ahora le ha salido una rival de entidad como es Petra Vlhova, con lo que se avecina un futuro con duelos apasionantes”.

Myhrer, por su parte, ve a tres posibles herederos de Marcel Hirscher. “Marc Odermatt, Loic Meillard y Clément Noël tienen las cualidades para hacer historia en el esquí alpino”, afirma con seguridad.

Myhrer tiene previsto hacer un ‘training camp’ cuando acabe la temporada con veinte esquiadores jóvenes. “Se trata de incidir en aspectos fundamentales como la técnica, la preparación mental. Respecto a esto soy un defensor de practicar varios deportes; centrarse en un solo puede acabar quemando a los que empiezan. Y también, y muy importante, la relación con el medio ambiente, un tema este que debería preocuparnos. Hay que cuidar el planeta. Porque si no lo hacemos, además de unas consecuencias graves para todos, se acabará el esquí”, concluye el campeón olímpico.

Deja un comentario