Txikon volará finalmente este lunes al Nanga para buscar a dos montañeros desaparecidos

Nardi y Ballard desaparecieron hace una semana a 6.250 metros en el Nanga Parbat, y hasta ahora el mal tiempo ha dificultado las operaciones de rescate

Txikon junto al equipo de rescate de los dos alpinistas
Txikon junto al equipo de rescate de los dos alpinistas FOTO: Marca.com

El montañero español Alex Txikon volará mañana al pico Nanga Parbat tras haber sido recogido en el campamento base del K-2 por helicópteros del Ejército paquistaní. No en vano, se sumará en la operación de rescate del italiano Daniele Nardi y el británico Tom Ballard, desaparecidos hace días en esa montaña.

El embajador italiano en Islamabad, Stefano Pontecorvo, informó este domingo en su cuenta de Twitter de que Txikon se dirige al campo base del Nanga Parbat, de 8.125 metros, para llevar a cabo una búsqueda con «drones».

Una nevada impidió que llegaran a la cima conocida como la «montaña de la muerte». De esta forma, el equipo de Txikon pasará la noche en la localidad de Skardu y mañana a primera hora tratará de nuevo de alcanzar el Nanga Parbat, de acuerdo con Pontecorvo.

Nardi y Ballard desaparecieron hace una semana a 6.250 metros en el Nanga Parbat, y hasta ahora el mal tiempo ha dificultado las operaciones de rescate.

Txikón se suma a la búsqueda de los dos alpinistas desaparecidos

El equipo de Nardi, informó hoy a su vez en su página de Facebook que Txikon y su grupo tratarán de aterrizar en el campo base del Nanga o incluso en el campamento 1.

En ese campamento les espera el montañero paquistaní Ali Sadapara. Éste lleva implicado en los intentos de rescate varios días, junto con otros dos alpinistas de su país.

Txikon se encuentra en Pakistán intentando convertirse en el primer escalador de la historia en alcanzar en invierno la cima del K-2.

El Nanga Parbat es conocido como la «montaña de la muerte». Un total de 80 alpinistas han muerto en sus laderas desde el primer intento por escalarla en 1895. Se trata de la cima que logró por primera vez el austríaco Hermann Bulh en 1953.

La montaña tiene una pared de 4.000 metros que escalar. No en vano, es uno de los mayores retos en un monte en el que además son frecuentes las avalanchas. EFE

Deja un comentario