Magic Gliss, la nueva atracción familiar que complementa el esquí en el Mon(t) Màgic de Grandvalira

El tobogán, ubicado en Canillo, ofrece un descenso de 555 metros de longitud y estará operativo durante la temporada de invierno y de verano

La estación andorrana amplía la oferta con una nueva atracción
La estación andorrana amplía la oferta con una nueva atracción CRÉDITOS: Grandvalira

El Mon(t) Magic Family Park del sector de Canillo de Grandvalira cuenta con una nueva atracción para complementar la oferta de esquí familiar. Se trata del Magic Gliss, un tobogán que desciende a lo largo de 555 metros y que, una vez finalizado el descenso, remonta durante 180 metros.

La atracción, que se ha estrenado este sábado, permite a la persona que conduce controlar la velocidad de su vagoneta a través de un freno manual.

La voluntad es añadir una nueva propuesta de diversión al sector de Canillo, que tenga “mucha rotación y capacidad de absorción de visitantes”, destaca David Hidalgo, director general de Grandvalira-ENSISA.

La atracción no será solo la alternativa al esquí en invierno, puesto que se podrá disfrutar también durante la temporada de verano. De hecho, es cuando se prevé que recibirá el principal grosor de visitantes.

El tobogán ofrece un descenso de 555 metros de longitud
El tobogán ofrece un descenso de 555 metros de longitud

El Magic Gliss es apto a partir de los 3 años de edad acompañados por un adulto. A partir de los ocho años, y con un metro y treinta centímetros, se puede bajar por el tobogán sin acompañante.

Grandvalira quiere superar los 25.000 pasajes anuales

El estreno de la atracción ha tenido una acogida superior a la esperada y en una jornada pueden llegar a absorber entre 180 y 200 personas, asegura Hidalgo. El acceso al tobogán se puede hacer por pista o a pie, después de subir por el telecabina de Canillo.

Hace ya cerca de 20 años que estaba sobre la mesa la posibilidad de incorporar una atracción de estas características a la oferta de Grandvalira-ENSISA, explica el jefe de desarrollo de negocio del sector, Jordi Pujol.

Magic Gliss, líder en seguridad

Finalmente se ha podido plasmar en una zona donde se concentra mucho público familiar. Líder en seguridad El Magic Gliss ha supuesto para Grandvalira-ENSISA una inversión de un millón de euros y destaca, entre otros aspectos, por incorporar las últimas innovaciones en seguridad dentro de esta tipología de toboganes.

Por ejemplo, explica Pujol, incorpora un cinturón que solo se puede abrir una vez la atracción llega a su final. Además, el operador situado en su punto de inicio tiene total visibilidad de toda la atracción para controlar que todo funcione correctamente. También cuenta con la garantía que puede circular a pesar del frío y el hielo.

En cuanto a la subida, cuenta con un sistema de auto retención magnética de la vagoneta porque ésta quede bien fija, así como grabados antideslizantes en las vías. Los precios de los viajes oscilan entre los 5 euros un pasaje (7 euros si bajan dos personas) y los 15 euros cinco pasajes (20 euros si son dos personas).

Deja un comentario