Wendy Holdener revalida su título de campeona del mundo de combinada

Segundo oro consecutivo de Wendy Holdener en la combinada del Mundial, con Petra Vlhova colgándose la medalla de plata y Ragnhild Mowinckel la de bronce

Wendy Holdener respira tranquila tras cruzar la meta y comprobar que el oro ya era suyo.

La suiza Wendy Holdener ha revalidado su título de campeona del mundo de combinada alpina al vencer hoy en Are a Petra Vlhova, plata a sólo tres centésimas, y a Ragnhild Mowinckel, bronce a 45. Por cuatro centésimas se ha quedado fuera del podio Ramona Siebenhofer mientras que Roni Remme, la más rápida en el slalom de la tarde, ha cerrado el ‘top 5’.

Es posible que sea el último oro de esta disciplina en un Mundial si se confirman los rumores. La FIS prefiere apostar por los City Events y paralelos en perjuicio de esta modalidad que premia al esquiador/a más polivalente.

Lindsey Vonn ha salido en el descenso de la combinada para entrenar el del domingo.
Lindsey Vonn ha salido en el descenso de la combinada para entrenar el del domingo.

Vonn entrena, Holdener y Vlhova compiten

Hoy, en una primera manga, el descenso, disputada al mediodía Ramona Siebenhofer ha sido la más rápida en la pista Strecke bajo una ligera nevada. La austriaca, doble ganadora de los descensos de Cortina d’Ampezzo, se ha impuesto por sólo una centésima a Ilka Stuhec. Tercera, Ragnhild Mowinckel a seis. Dos bajadas de slalomistas que han apuntado esperanzas para la tarde: Holdener, muy agresiva y segura, ha cedido 42 centésimas. Y Vlhova, tres décimas más lenta. Federica Brignone se ha mantenido a seis décimas, lo que le podía dar ciertas esperanzas.

Lindsey Vonn ha salido para entrenar de cara a su última carrera, el descenso del domingo. Sobre todo la parte inicial, según ha explicado ella misma. La misma decisión que la estadounidense han tomado siete esquiadoras más entre ellas Corinne Suter, la cuarta mejor por la mañana y Tina Weirather y Lara Gut, muy pasivas las dos.

Un gran descenso de Vlhova le ha permitido luchar por el oro con Holdener, otra esquiadora técnica que se ha manejado bien en la primera manga.
Un gran descenso de Vlhova le ha permitido luchar por el oro con Holdener, otra esquiadora técnica que se ha manejado muy bien en la primera manga.

Un slalom exigente

Y cuando ha llegado el slalom en la pista Gastrappet marcado por el canadiense Manuel Gamper, las opciones de su compatriota Roni Remme han subido. La polivalente veinteañera (22) ha sabido aprovechar el trazado (marcaje técnico y entrada complicada al muro) para hacer el mejor tiempo de manga y recuperar nada menos que 23 posiciones y acabar quinta. Ha sido Vlhova quien al cabo de un rato lo ha bajado en 1″10, marca que sólo estaba al alcance de Holdener. Con la eslovaca esperando acontecimientos, Ricarda Haaser se ha caído y Brignone se ha olvidado de cualquier opción, perdiendo un segundo en la zona del muro.

Wendy Holdener, dispuesta a salir en el slalom. En menos de un segundo volvería a ser campeona del mundo.
Wendy Holdener, dispuesta a salir en el slalom. En menos de un segundo volvería a ser campeona del mundo.

Ha salido Holdener y ha sabido dosificar bien sus tres décimas de ventaja, que se han diluido tras superar lo más difícil y quedar con el mismo tiempo que había hecho Vlhova antes de afrontar el final. Y ahí ha sido tres centésimas más rápida que Vlhova, lo que le ha servido para ganar su segundo oro, en la misma disciplina, en un Mundial.

Mowinckel, la mejor ‘descendeur’

Quedaban por salir las tres más rápidas por la mañana, las ‘descendeurs’. Pero visto el slalom, nada fácil incluso para las especialistas, lo iban a pasar bastante mal. Mowinckel ha firmado un sensacional slalom, sexto tiempo de manga, teniendo en cuenta que una décima plaza en Maribor 2017 era su mejor resultado en la Copa del Mundo. El resto, eliminaciones.

Mowinckel, la mejor velocista en el slalom, se ha llevado el bronce.
Mowinckel, la mejor velocista en el slalom, se ha llevado el bronce.
La decepción de Siebenhofer.
La decepción de Siebenhofer.

Faltaban Stuhec y Siebenhofer, las dos más rápidas en el descenso. La eslovena ha evidenciado que no es lo suyo y se ha dejado tres segundos. Siebenhofer lo ha hecho realmente bien, octava, pero no le ha servido para el podio y sí para acabar cuarta a cuatro centésimas del mismo.

Holdener tiene un curioso palmarés. La suiza rinde más en los Juegops de Invierno y Mundiales que en la Copa del Mundo, donde tiene cuatro victorias (dos combinadas, una por equipos y un City Event) y dos Globos de combinada. En los Juegos de Pyeongchang ganó la plata en el slalom y el bronce en la combinada. En el Mundial de St. Moritz 2017 fue plata en el slalom se proclamó campeona del mundo de combinada también por una diferencia exígua: cinco centésimas sobre Michelle Gisin.

 

 

CLASIFICACION

Combinada alpina femenina del Mundial de Are

 

Deja un comentario