Los favoritos, los aspirantes y las despedidas del Mundial de Are

El Mundial de Are de esquí alpino va a centrar la atención durante dos semanas en las que se van a vivir momentos de emoción en las pistas y la despedida de dos leyendas de este deporte

Dos leyendas del esquí alpino, Lindsey Vonn y Aksel Lund Svindal, realizarán sus últimas bajadas con dorsal en el Mundial de Are.
Dos leyendas del esquí alpino, Lindsey Vonn y Aksel Lund Svindal, realizarán sus últimas bajadas con dorsal en el Mundial de Are.

El Mundial de esquí alpino que empieza mañana en la estación sueca de Are, y que se prolongará hasta el día 17, tiene ‘a priori’ cuatro grandes protagonistas, dos favoritos por excelencia, Marcel Hirscher y Mikaela Shiffrin, y la despedida de dos de los grandes de este deporte, Aksel Lund Svindal y Lindsey Vonn.

Con unas temperaturas que se preveen extremas en Are, que acoge su tercer Mundial tras los de 1954 y 2007, el lunes se dedica a los entrenamientos de descenso, tanto masculino como el femenino, y el martes arranca la competición con el super G femenino. Serán once títulos a repartir contando las cuatro disciplinas clásicas, la combinada y la prueba por equipos.

Mikaela Shiffrin y Marcel Hirscher, los grandes favoritos en Are.
Mikaela Shiffrin y Marcel Hirscher, los grandes favoritos en Are.

Marcel Hirscher y Mikaela Shiffrin, los actuales dominadores del panorama, llegan en plena forma y dispuestos a defender sus coronas, en slalom y gigante el austriaco y en slalom la estadounidense. Son los grandes favoritos sin discusión porque, palmarés aparte, su trayectoria esta temporada es impecable.

Shiffrin, dispuesta a aumentar su leyenda

Shiffrin llega con 13 victorias en la Copa del Mundo y está a sólo una de igualar el récord que estableció Vreni Schneider en 1988 cuando ganó 14 carreras del circuito en una misma temporada. Ha programado el Mundial con celo, renunciando a algunas pruebas de la Copa del Mundo cuando ha notado algún síntoma de fatiga, sea física o mental. Esta campaña ha disputado veinte carreras, ha ganado trece y ha subido otras tres veces al podio. Defiende el título de slalom ganado hace dos años en St. Moritz, donde también fue plata en el gigante. De imponerse en el slalom sería su cuarta corona consecutiva en la disciplina más técnica, algo inédito en la historia del esquí alpino. Tiene previsto tomar parte en el super G del martes, modalidad en la que este año en la Copa del Mundo ha ganado los tres en los que ha tomado parte de los cinco disputados.

Petra Vlhova, la rival más peligrosa para Mikaela Shiffrin.
Petra Vlhova, la rival más peligrosa para Mikaela Shiffrin.

Su principal rival en slalom será la eslovaca Petra Vlhova, tres meses más joven que Shiffrin y que esta temporada en la Copa del Mundo lleva cuatro victorias de quince participaciones y ha ganado por primera vez, en Semmering, a la norteamericana en un gigante, repitiendo el viernes en Maribor al compartir ambas la victoria.

En slalom el duelo está servido y se debe tener en cuenta que desde hace dos años sólo hay dos vencedoras en esta modalidad, Shiffrin y Vlhova. Aunque hay que contar también con Frida Hansdotter, que defiende bronce, Wendy Holdener, plata en St. Moritz, Anna Swenn Larsson y, en menor medida, con las Katharinas austriacas, Liensberger y Truppe, o su compatriota Bernadette Schild. Todo lo que se salga de ahí puede considerarse una sorpresa, hecho habitual tanto en Mundiales como en los Juegos Olímpicos puesto que todo se juega a una carrera, mientras que la Copa del Mundo premia la regularidad.

Tessa Worley quiere su tercer oro en gigante.
Tessa Worley quiere su tercer oro en gigante.

Worley quiere el tercer oro en gigante

En gigante defiende corona Tessa Worley, que ya ganó su primer título en Schladming 2013. La francesa lleva una temporada en la que no se ha prodigado mucho. Empezó ganando en Soelden para después ser quinta en Killington, enlazar lograr tres podios consecutivos (Courchevel, Semmering y Plan de Corones) y firmar su peor actuación anteayer en Maribor, novena. Querrá volver a colgarse un oro en su disciplina favorita, ambición que también tienen Shiffrin, que es la gran favorita puesto que ha vencido en tres de los seis disputados. Petra Vlhova le ha pillado el truco al gigante y ha ganado dos y Federica Brignone, uno. Ragnhild Mowinckel y Viktoria Rebensburg se presentan como ‘outsiders’ con opciones.

Muchas candidaturas en velocidad

En las carreras de velocidad Ilka Stuhec es la vigente campeona de descenso y tendrá como peligrosas adversarias a la escuadra austriaca, que ha ganado cinco de los seis disputados. Nicole Schmidhofer dobló victoria en Lake Louise, Ramona Siebenhofer hizo lo propio en Cortina d’Ampezzo, Stephanie Venier, bronce en St. Moritz 2015, estrenó su palmarés de Copa del Mundo en Garmisch y la eslovena se impuso en Val Gardena. Deberá estar también atenta a una Sofia Goggia que ha reaparecido en enero tras resolver su lesión de tobillo. La italiana sólo ha corrido tres carreras y en las dos de velocidad que ha disputado, super G y descenso de Garmisch, ha acabado segunda. La tercera, el gigante de Maribor, fue para coger ritmo de competición, y fue 19ª.

Sofia Goggia llega con pocas carreras pero es capaz de todo.
Sofia Goggia llega con pocas carreras pero es capaz de todo.

En super G es Schmidhofer quien ostenta el título. No tendrá fácil defenderlo teniendo delante a Shiffrin, ganadora de tres de los seis celebrados, y Stuhec, vencedora en Val Gardena, pero la austriaca ha ganado el último disputado, en Garmisch. Tanto en descenso como en super G habrá que ver cómo se desenvuelve Ester Ledecka, campeona olímpica por sorpresa en el super G de Pyeongchang y que ha optado por el Mundial de alpino en lugar del de snowboard.

En la combinada Wendy Holdener se llevó el título en el último Mundial y está por ver la lista de salida en una modalidad que cada vez va perdiendo más peso en favor de los City Events o slaloms y gigantes paralelos.

Hirscher llega insaciable a la cita

Por lo que se refiere a la categoría masculina, Hirscher es el favorito indiscutible en las pruebas técnicas. En St. Moritz ganó el oro en slalom y gigante. En su imparable carrera hacia su octava Copa del Mundo consecutiva, este año en slalom ha ganado cinco de los ocho celebrados y ha subido al podio en dos ocasiones más. Sus principales adversarios serán Clément Noël, revelación de la temporada, cuarto en Pyeongchang a cuatro centésimas del podio y ganador esta temporada en Wengen y Kitzbuehel, Henrik Kristoffersen, que se fue de vacío de St. Moritz y que jamás ha subido a un podio del Mundial, y Alexis Pinturault que está rindiendo como nunca en esta disciplina.

Marcel Hirscher domina con mano de hierro la Copa del Mundo y en el Mundial no querrá ser menos.
Marcel Hirscher domina con mano de hierro la Copa del Mundo y en el Mundial no querrá ser menos.

Opciones tienen Daniel Yule, Marco Schwarz, Michael Matt, Andre Myhrer, campeón olímpico y que cuelga los esquís, Ramon Zenhaeusern, Matts Olsson y Loic Meillard. Manuel Feller, subcampeón mundial, y Felix Neurether también podrían tener algo que decir si les sale un día redondo y el gran favorito sufre algún percance.

En gigante Hirscher ha ganado cinco de seis y fue sexto en Saalbach, donde ganó Zan Kranjec. Kristoffersen, Pinturault, Olsson de nuevo y Loic Meillard se perfilan como sus adversarios más directos.

Pronóstico difícil en descenso y super G

En velocidad la cosa está más abierta. Vincent Kriechmayr lidera la general de super G tras ganar el de Beaver Creek, está por ver si Kjetil Jansrud se ha recuperado de su fractura en los dedos de la mano izquierda, Aksel Lund Svindal se ha estado reservando todo el año para Are, Matthias Mayer, Mauro Caviezel, Josef Ferstl, Hannes Reichelt y Dominik Paris tratarán de jugar sus bazas. Erik Guay, campeón vigente, se ha retirado y Max Franz y Manuel Osborne Paradis están lesionados.

Dominik Paris, plata en el descenso de Schladming, llega a Are en un buen momento de forma.
Dominik Paris, plata en el descenso de Schladming, llega a Are en un buen momento de forma.

En descenso es Beat Feuz quien manda en la Copa del Mundo. El suizo ganó en Beaver Creek pero Dominik Paris ha subido a lo más alto del podio en Bormio y en la terrible Streif de Kitzbuehel. Vincent Kriechmayr tendrá sus bazas, lo mismo que Svindal, doble campeón del mundo. Sin olvidar a Christof Innerhofer, Bryce Bennet y Johan Clarey.
En combinada defiende título Luca Aerni y por países es Francia quien se llevó el oro en St. Moritz.

Svindal dice adiós a la competición con 36 años. Tratará de irse siendo campeón del mundo.
Svindal dice adiós a la competición con 36 años. Tratará de irse siendo campeón del mundo.

Las despedidas de dos leyendas

En cuanto a los adioses, ya anunciados, Aksel Lund Svindal y Lindsey Vonn van a atraer la atención mediática en el momento de poner fin a sus trayectorias deportivas, llenas de éxitos y también de lesiones. El noruego, doble campeón olímpico y de la Copa del Mundo, tiene ocho medallas en los Mundiales, cinco de oro. A sus 36 años es ya un mito de este deporte, tanto por su supremacía en las pistas como por su carisma fuera de ellas. Se ha estado reservando para el Mundial y es capaz de cualquier cosa. Sobre este Mundial lo único que tiene claro es que “cuando acabe la fiesta que vamos a montar será infernal”. Genio y figura.

Lindsey Vonn ha mareado la perdiz todo lo que ha podido pero ha acabado rindiéndose a la evidencia.
Lindsey Vonn ha mareado la perdiz todo lo que ha podido pero ha acabado rindiéndose a la evidencia.

A Vonn no le ha quedado más remedio que rendirse a la evidencia y aparcar su obsesión por batir el récord de victorias de Ingemar Stenmark en la Copa del Mundo. La narcisista campeona está pasando por un duro trance después de anunciar su retirada, rectificar y asegurar que quería despedirse en Lake Louise 2020, lesionarse y volver a competir con malos resultados. Finalmente ha asegurado que su cuerpo ya no puede soportar la exigencia física que comporta la competición de élite y que se retirará tras el Mundial de Are. O no. Es muy capaz de retractarse si las cosas le salen bien, lo cual no es muy probable.

Deja un comentario