Tres españoles y un peruano mueren en una avalancha en Perú

La expedición, formada por cuatro españoles y el guía del Perú, fue atrapada por un alud durante el descenso del nevado Mateo.

El Ministerio Público está a la espera del traslado de los cadáveres su repatriación
El Ministerio Público está a la espera del traslado de los cadáveres su repatriación FOTO: Huaraz Informa/Facebook

Tres montañeros españoles y el guía peruano fallecieron el fin de semana en los Andes de Perú a causa de una avalancha. Otro español logró sobrevivir,  tal y como informó este lunes la Policía Nacional de Perú a medios locales.

Los cuerpos de los fallecidos fueron localizados en la noche del domingo.

El grupo se encontraba en el nevado Mateo -una zona de más de 5.000 metros de altitud-, en la región Ancash, a 82 kilómetros de la ciudad de Huaraz en el centro de Perú, cuando les sorprendió la avalancha el domingo.

El alud en centro del Perú ocurrió domingo

Paolo Belmonte Calderón, el único superviviente español que sobrevivió a la tragedia, dio la alerta sobre el accidente. Tal y como explica Peru21.pe, fue éste quien relató a los agentes de Shilla cómo sus compañeros y el guía fueron sepultados por el hielo desprendido cuando se disponían a descender del nevado.

Los tres montañeros fallecidos son Adrin San Juan Pello, Sergi Porteros Perello y Garard Borrul Regal. El guía, identificado como Rubén Dario Alva Diego, fue encontrado con vida. Sin embargo, falleció a los pocos minutos por las heridas que sufrió.

Belmonte Calderón fue evacuado al hospital de Carhuaz y de allí a una clínica en Huaraz debido a sus graves lesiones en el cuerpo.

Rafael Figueroa, presidente de la Asociación de Guías de Montaña del Perú, informó el guía peruano era afiliado a su organización y que contaba más de 12 años de experiencia escalando montañas.

“Se trataba de un guía con mucha experiencia, pero el problema es que ahora los glaciares tienen muchas alteraciones por el cambio climático. Antes era más seguro escalar”, señaló a la prensa local.

Deja un comentario