Mikaela Shiffrin: “Sin Marlies Schild yo no estaría aquí; le debo mucho”

Mikaela Shiffrin ha batido el récord de slaloms ganados en la Copa del Mundo de Marlies Schild, la campeona que siempre le ha servido de inspiración en su carrera deportiva

Marlies Schild, Mikaela Shiffrin y Katrin Zettel, en el podio del slalom olímpico de Sochi 2014.
Marlies Schild, Mikaela Shiffrin y Katrin Zettel, en el podio del slalom olímpico de Sochi 2014.

Mikaela Shiffrin está demostrando ser una campeona dentro y fuera de las pistas. Si hace tres días, cuando Petra Vlhova ganó su primer gigante en la Copa del Mundo y ella se quedó fuera del podio, Shiffrin no tardó en publicar un tweet a la eslovaca felicitándola por su victoria, esta vez ha sido Marlies Schild la destinataria de las palabras de la campeona de Vail.

Marlies Schild, la austriaca que se retiró en 2014 a los 32 años, poseedora de cuatro Globos de slalom y uno de combinada, campeona del mundo de la disciplina en Garmisch 2011 y con cuatro medallas olímpicas en su haber, tres platas y un bronce, y 37 triunfos en el circuito, poseía hasta el sábado el récord de 35 victorias en slaloms de la Copa del Mundo. Compartido desde hace nueve días con Shiffrin, que igualó su marca hace nueve días en Courchevel. El sábado, tras ganar el slalom de Semmering y rebasar la marca de la campeona austriaca, le envió un tweet en el que le decía:

“Marlies, gracias de corazón por inspirarme. Sin ti no estaría donde estoy ahora. Si yo puedo ser una fuente de inspiración para jóvenes deportistas como tú lo has sido, entonces sabré que realmente he hecho mi trabajo en este deporte”.

Una pensativa Shiffrin antes de tomar la salida en la primera manga del slalom de Semmering.
Una pensativa Shiffrin antes de tomar la salida en la primera manga del slalom de Semmering.

Tras su victoria en Semmering, la 51ª en su palmarés en la Copa del Mundo a los 23 años, Shiffrin reconoció en rueda de prensa que tuvo una sensación agridulce al subir a lo más alto del podio de la estación austriaca. Explicó que en Lake Louise tuvo un sueño agridulce; “un sueño lúcido, batía la marca de Marlies y empezaba a llorar porque hay una gran parte de mi que nunca ha querido superar ese record”.

La respuesta de Schild no se hizo esperar y Shiffrin detalló que en la misma “me felicitó muy poco después de la carrera y me daba las gracias por mis palabras”.
Shiffrin ha añadido que

“Schild abrió el camino en el slalom e hizo posible que yo y tantas otras podamos dedicarnos a esto. Sin ella no estaría donde estoy. Así que le debo mucho”.

Shiffrin saluda a Petra Vlhova, que se está revelando como su rival más directa esta temporada.
Shiffrin saluda a Petra Vlhova, que se está revelando como su rival más directa esta temporada.

Records para ser batidos

Las marcas y records no es algo que obsesione a Mikaela Shiffrin y ha manifestado que “los records están para ser batidos y aplaudiré cuando batan los míos. Alguien vendrá y me los quitará y eso es muy bueno para el deporte porque quiere decir que está progresando”.

Shiffrin va por buen camino en la conquista de su tercer Gran Globo consecutivo, con 466 puntos sobre Petra Vlhova. Además, manda en las generales de slalom y super G; es tercera en la de gigante y novena en descenso. Dice estar en buena forma y con ganas de encarar 2019 con fuerza despidiendo el año como la primera esquiadora en lograr quince victorias en la Copa del Mundo en un año natural.

Shiffrin estuvo a punto de lesionarse en la espalda en el slalom paralelo de St. Moritz, que ganó.
Shiffrin estuvo a punto de lesionarse en la espalda en el slalom paralelo de St. Moritz, que ganó.

 

Paralelos y City Events

Le gustaría esquivar las carreras paralelas pues asegura que su espalda se resiente demasiado en este tipo de pruebas. “En el slalom paralelo de St. Moritz estuve a punto de lesionarme. Los City Events y paralelos son demasiado exigentes para mi espalda, más difíciles que cualquier otra prueba y estuve en un tris de lesionarme”, ha explicado.

Paró de entrenar durante una semana y ahora admite estar en un buen estado de forma. En el City Event de Oslo de mañana, pese a lo mal que lo pasa su espalda, se podrá volver a disfrutar de su talento.

Deja un comentario