Feeldaflow, fundas que optimizan la salud de las gafas de nieve y ojos

Las novedosas fundas ecológicas no sólo evitan las rayas en las máscaras, sino que además impiden que se empañen

Las fundas Feeldaflow se fabrican en todos los colores y estampados
Las fundas Feeldaflow se fabrican en todos los colores y estampados CRÉDITOS: Feeldaflow

No más rayas en las gafas o máscaras de esquí con Feeldaflow. Casco, gafas y/o guantes suelen estar juntos. Cualquier roce o caída, al sacarlos del coche o en las mismas pistas, pueden rayar las lentes. Unas muescas que afectan el campo de visión y, en consecuencia, la salud de los ojos.

Las gafas de esquí o snow es uno de los complementos obligados para la práctica del deporte blanco. Un material que además tiene un coste elevado. La empresa Feeldaflow ha decidido poner solución al problema de las rayas, de una forma sencilla, barata y divertida.

Feeldaflow, para optimizar la salud de los cristales y la de los ojos

Se trata de unas fundas especiales para proteger las lentes cuando no se estén utilizando. Ocupan tan poco que caben en cualquier bolsillo, para tenerlas siempre a mano, y poder usarlas en cualquier momento.

A diferencia de las bolsas que vienen con las gafas, este tipo de fundas permiten que la humedad acumulada en las gafas se seque, evitando que se empañen. Además, limpia el cristal sin rayarlo, se pueden guardar de forma segura, y por supuesto, no tener que comprar gafas cada dos por tres.

Detalle de la funda
Detalle de la funda

Las fundas Feeldaflow están hechas 100% por productores locales, y con telas con garantía ecológica. No llevan embalaje plástico, y el cartón que las sostiene es totalmente reciclado.

Acerca de la empresa

Feeldaflow es una marca que nace en 2007 en los Pirineos, cuando su fundadora se traslada desde Barcelona hasta La Cerdanya. Allí, en contacto continuo con la naturaleza, encontró la inspiración para empezar a crear. La aventura empezó tejiendo gorros de lana personalizados para sus amigos.

Poco a poco la cosa fue creciendo y empezaron a llegar pedidos de otras partes de España, Francia, e incluso Alaska.

Desgraciadamente, la moda cambió y los gorros de lana y pompón dieron paso a los gorros de low cost de las tiendas orinetales. Pero llegó entonces la creación de bandanas y otros productos, casi como un juego, experimentando con tejidos como el forro polar, el peluche, la lycra, etc. De ahí, las ganas de seguir innovando. A día de hoy, las fundas para gafas se complementan con collares, llaveros, colgantes, broches, etc, SIEMPRE con nuestro copito de nieve como protagonista, hechos a mano, uno a uno, con cariño y de producción local y con pinturas ecológicas.

Nos puedes contactar y ver todos los productos a través de Instagram: @feeldaflow_shredwear

 

Deja un comentario