El especialista en slalom Quim Salarich: “Aún no se dónde está mi límite”

El corredor de la RFEDI, que domingo próximo debutará en la Copa del Mundo de Levi (Finlandia), quiere quedar entre los veinte primeros en el Mundial de Are

Quim Salarich se muestra ambicioso y uno de sus retos es acabar en entre los 20 primeros del slalom del Mundial de Are. FOTO: RFEDI Spainsnow
Quim Salarich se muestra ambicioso y uno de sus retos es acabar en entre los 20 primeros del slalom del Mundial de Are. FOTO: RFEDI Spainsnow

Quim Salarich, esquiador español que este domingo empezará su temporada participando en el slalom de Levi (Finlandia), reconoció en una entrevista con Efe que no sabe dónde está su límite y aún no vislumbra su “techo”, aunque ve su carrera en una línea “muy ascendente” y es optimista de cara al futuro.

Sus principales objetivos pasan por clasificarse por primera vez para una segunda manga en Copa del Mundo y quedar entre los veinte primeros en el Mundial de Are, que se disputará en la localidad sueca en febrero de 2019.

Quim Salarich es una de las opciones de futuro del esquí alpino español FOTO: Pentaphoto
Quim Salarich es una de las opciones de futuro del esquí alpino español FOTO: Pentaphoto

A punto de comenzar la nueva temporada, ¿en qué momento de su carrera se encuentra?

Estoy en una línea muy ascendente, de momento no sé dónde está mi límite, no veo mi techo aún. Creo que puedo aún mejorar mucho porque voy por el buen camino. Este año tiene que ser un año bueno tanto para mí como para el resto de mis compañeros.

Pretendo ya estabilizar mis resultados del año pasado, que fueron puntuales en Copa de Europa con dos ‘Top 15’ que intentaré que se conviertan en resultados regulares, e incluso esporádicamente quedar entre los diez mejores para, si la carrera va de cine, intentar acercarme lo máximo al podium.

¿Qué objetivos se marca de cara a la campaña 2018-2019?

Mi principal objetivo es el Mundial de Are. Quiero intentar mejorar mi último resultado en una competición como esta que fue el 25 en Saint Moritz (2017) e intentar entrar entre los veinte primeros, que es un resultado difícil pero posible. No que quita el sueño solo el Mundial y quiero también estar bien en la Copa de Europa y en la Copa del Mundo.

También aspiro a clasificarme por primera vez para esa segunda manga en Copa del Mundo, algo que todos ansiamos. Ese es el guión que he escrito para esta temporada y a ver si se cumple. La verdad es que me encuentro bastante bien y soy optimista con tener un muy buen inicio a partir de Levi.

¿Y en qué forma afronta esos retos, teniendo en cuenta los buenos resultados obtenidos en pretemporada?

La verdad es que la pretemporada ha ido bastante bien, hemos cambiado algunas cosas con el material que nos han aportado un plus y me encuentro esquiando bastante rápido. Hemos hecho referencias con otros países y hemos estado entrenando bien en Argentina y en Saas-Fee (Suiza) y por eso los objetivos para este año son ambiciosos.

¿Con qué sueña Quim Salarich?

A mí me gusta soñar a lo grande. Sé que son palabras muy grandes y que es muy difícil, pero todo el mundo sueña con una medalla, aunque de momento lo veo un poco lejos.

La suerte es que tenemos cuatro años por delante para trabajar no es una idea descabelladísima, peores cosas han pasado y la verdad es que estoy muy motivado. Si seguimos en la línea que llevamos hasta ahora, hemos demostrado que estamos creciendo y que por qué no, se puede soñar con todo.

¿Dónde está su límite? ¿En qué tiene que mejorar para alcanzarlo?

No soy capaz de ver aún cuál es mi límite, dónde está mi tope. Creo que tengo facilidades para algunas cosas y mucha gente dice que soy de los más rápidos en el mundo cuando la pista es plana y que mis carencias empiezan cuando llega la pendiente, el muro fuerte.

No obstante, desde hace dos años estoy trabajando mucho y poco a poco voy puliendo esas carencias y mejorando.

¿Qué le falta al esquí español para sacar una figura de primer orden? ¿Es solo una cuestión económica?

El dinero mueve el mundo y cuanto más dinero tengas, mejores condiciones tendrás para esquiar. Lo que creo que ha faltado anteriormente en España es una estabilidad. Si hubiera tenido la posibilidad como tienen ahora los chicos jóvenes de poder entrenar con los puntas de lanza quizás el nivel hubiera sido más alto. Ahora se está trabajando muy bien y a medio plazo empezaremos a ver resultados compactos como ha ocurrido en snowboard, donde ya se ven los frutos del trabajo.

Ahora también contamos con Casa España (en la estación suiza de Saas-Fee). Cuando estuve en el equipo nacional júnior, los mejores estaban dentro de una burbuja y en raras ocasiones podíamos ir a entrenar con ellos y eso es un hándicap que tienes. Ves a países como Francia o Italia donde, si los jóvenes van rápido, entrenan con los mayores y aprenden a competir mucho antes. EFE

Deja un comentario