Peligra la candidatura olímpica de los Juegos de Invierno de 2030

El COI presionará a las federaciones internacionales para que no concedan la organización de eventos a los países que no reconocen a Kosovo, entre los que está España, con lo que peligra la candidatura de los Juegos de Invierno 2030

Alejandro Blanco, presidente del COE, y Pere Miró, director general adjunto del COI. FOTO: MARCA
Alejandro Blanco, presidente del COE, y Pere Miró, director general adjunto del COI. FOTO: MARCA

El Comité Olímpico Internacional (COI) no está dispuesto a que se repita la situación vivida la semana pasada en el Mundial de karate celebrado en Madrid, donde los deportistas kosovares no pudieron exhibir su bandera y el nombre de su país en los uniformes y marcador fue sustituido por WKF, las siglas de la Federación Mundial de Karate. Es por ello que el máximo ente olímpico presionará a las federaciones internacionales para que no conceda ningún evento supranacional a los países que no hayan reconocido a Kosovo como Estado. En la Unión Europea son cinco los países que no han reconocido a Kosovo: España, Eslovaquia, Chipre, Rumanía y Grecia. Fuera de la UE hay otros 30 países que no han reconocido a Kosovo; entre ellos están Rusia, China y Brasil.

Kosovo se declaró Estado independiente en febrero de 2008 mediante una declaración unilateral de su Parlamento regional, escindiéndose de este territorio de mayoría albanesa del resto de Serbia. En el caso de reconocimiento por parte de España daría argumentos a los partidarios de la independencia de Cataluña.

El asunto es delicado y podría echar al traste numerosos eventos a los que podría optar España en un futuro y, especialmente, la candidatura para los Juegos de Invierno de 2030, que ha cogido fuerza tras el visto bueno del COI el pasado octubre en Buenos Aires.

El COE asume el veto

“Nosotros respetamos las leyes de nuestro país, como no puede ser de otra manera. Pero en el ámbito deportivo hay que respetar la Carta Olímpica. Y si no solucionamos este asunto, la organización de eventos deportivos internacionales en España es implanteable”, ha manifestado Alejandro Blanco, presidente del Comité Olímpico Español (COE) a La Vanguardia.

Alejandro Blanco. FOTO: COE
Alejandro Blanco. FOTO: COE

El COI no puede vetar a un país para que acoja competiciones internacionales, ya que es competencia de las federaciones internacionales. Pero sí puede presionar a las mismas para que lo hagan. “Si la situación no cambia podemos olvidarnos de organizar eventos deportivos en los próximos años, porque no cumplimos las normas. El movimiento olímpico no entra en las cuestiones políticas. Pero, por ese mismo motivo, pide respeto a la independencia de sus normas. Una federación deportiva nacional se inscribe libremente en el movimiento olímpico, y puede organizar un evento. Pero debe hacerlo respetando la Carta Olímpica (que reconoce a Kosovo) y el estatuto de las organizaciones internacionales. Si esto no cambia, entonces olvidémonos de Pirineus-Barcelona. Insisto: el movimiento olímpico respeta a los países, pero también pedimos que se nos respete”, concluye Blanco en La Vanguardia.

Pere Miró. FOTO: Chema Rey/Marca
Pere Miró. FOTO: Chema Rey/Marca

Pere Miró, tajante

Pere Miró, subdirector general del COI, ha manifestado que “si el Gobierno español no está en condiciones de garantizar la presencia de Kosovo, ni los kosovares ni ningún otro deportista competirán en España hasta que ese asunto se haya resuelto. Hay que recordar que nosotros no pretendemos hacer que unos estados reconozcan a otros”, dijo Miró sobre la postura del COI. “Sólo intentamos que todos los deportistas del mundo puedan participar en cualquier país de forma libre y con dignidad. Y por dignidad me refiero a que se reconozca de dónde vienen”, ha añadido.

El mundo de la nieve, en suspense

Olmo Hernán, director deportivo de la RFEDI, explica que “este es un tema político que se nos escapa. Atenderemos a lo que nos diga el Consejo Superior de Deportes (CSD) aunque el tema es serio y puede reportar evidentes perjuicios. En los Juegos del Mediterráneo se encontró una fórmula que contentó a todos. Me parece una polémica absurda y habría que llegar a un acuerdo internacional”.

Oscar Cruz
Oscar Cruz

Por su parte Óscar Cruz, presidente de la FCEH, explica que “nos debemos al COI y su mensaje es claro. A veces el deporte ha de ir de la mano de la política. El COE ha de seguir las normaas del COI y quiero pensar que reconocerá a Kosovo. Pero me faltan elementos de juicio para emitir una opinión ponderada”.

Deja un comentario