La carretera de acceso a las pistas de Port del Comte ha quedado cerrada por desprendimientos

Las dos avalanchas de piedras y tierra, por las lluvias torrenciales del fin de semana, han cortado completamente la vía de acceso a la estación invernal catalana

Carretera de acceso a Port del Comte, a la altura del municipio de la Pedra i la Coma
Carretera de acceso a Port del Comte, a la altura del municipio de la Pedra i la Coma CRÉDITOS: Cataladigital.cat

La carretera de acceso a la estación catalana de Port del Comte ha sido cerrada al tráfico. Dos desprendimientos de tierra y piedras, fruto de las tormentas de estos días en 24 horas, han obligado a cortar el paso.

El alcalde de la población la Coma i la Pedra, Jaume Oriol, ha explicado que “los trabajos de reparación serán largos, no tanto por lo que ha caído sino por lo que podría caer todavía”.

Vídeo del desprendimiento de la carretera de Port del Comte

Los desprendimientos caídos por las lluvias del fin de semana cortaron una parte de la calzada a su paso por la Pedra i La Coma. Pese a ello pudo ser reabierta el lunes. Pero la segunda avalancha de la noche pasada ha obligado a cerra la vía por completo.

Tal y como explica el diario Cataladigital.cat, hasta el lugar de los hechos se han desplazado técnicos del Instituto Geológico de Cataluña para analizar el talud. Delante del peligro de nuevos desprendimientos, es necesario una rápida actuación.

La zona ya se había protegida con un muro para evitar que las piedras llegaran a la calzada. Las últimas deslizamientos, sin embargo, han superado las mallas.

Se trata de la carretera que accede a la estación del Port del Comte. “La vía bastante transitada porque une las comarcas del Solsonès y el Alt Urgell”. Debido al corte, los vehículos tienen que hacer una gran vuelta por la zona de la Coma y no por Coll de Jou”, explica el alacalde.

A estas alturas, se desconoce cuándo se podrá reabrir la carretera por el estado tan precario. Los trabajos comenzarán en breve y es que la temporada de esquí está a la vuelta de la esquina. “Confiamos en que no afecte a la temporada de esquí”, concluye Oriol.

Deja un comentario