Estocolmo se queda fuera de la carrera por los Juegos de 2026

El camino hacia los Juegos de Invierno de 2026 va estrechándose y las ciudades candidatas van cayendo. La última ha sido Estocolmo, donde la mayoría en su Ayuntamiento ha rechazado la candidatura olímpica después de que se hayan frustrado recientemente las de Erzurun, y al inicio de la singladura las de Sapporo, Graz, Schladming y Sion.

Ahora quedan en pie las de Calgary, cuyos ciudadanos votarán en referéndum para decidir sobre la conveniencia de apostar por la organización de unos Juegos el 13 de noviembre, y la de Milán-Cortina d’Ampezzo, que cuenta con la oposición del gobierno italiano y con un pleno soporte de la ciudadanía según el COI y el CONI.

En el caso de la candidatura de Estocolmo, el nuevo equipo de gobierno municipal formado por una coalición de partidos de centro, de derecha y ecologistas ha tomado posesión de sus cargos para los próximos cuatro años. La exigencia de los ecologistas para formar gabinete, y de este modo tener una mayoría para gobernar, era el no rotundo a la candidatura olímpica. Un portavoz del Partido del Centro ha declarado que “el punto de partida de las negociaciones ha sido que los Juegos no han de costar ni una sola corona al contribuyente. Estocolmo tiene otras prioridades por las que hemos de trabajar. Por lo tanto, no albergaremos los Juegos de 2026”.

Hace unos días, tras la decisión del COI de apartar la candidatura turca, Mats Årjes, presidente del Comité Olímpico sueco (SOK) manifestaba que Estocolmo que “unos Juegos en Estocolmo serán sostenibles en todos los aspectos. También en el económico porque no necesitamos invertir en nuevos estadios; tenemos las sedes a punto, suficientes, hoteles, carreteras. Podemos ofrecer los Juegos de Invierno más sostenibles en 30 años”.

Deja un comentario