Las pistas de León anuncian una larga campaña de esquí que comenzará a final de noviembre

San Isidro y Leitariegos levantarán el telón blanco a partir del 30 de noviembre, una temporada que concluirá a final de abril del 2019

Las estaciones de León lo tienen todo a punto para la apertura
Las estaciones de León lo tienen todo a punto para la apertura FOTO: San Isidro

San Isidro y Leitariegos, las dos estaciones de León, han puesto fecha en el calendario blanco. Ambas prevén abrir la temporada de esquí el próximo día 30 de noviembre. Una campaña que no prevé cerrar hasta el 28 de abril del 2019.

Se prevé una campaña larga a la espera que sea tan fructífera como el anterior ejercicio

Serán un total de 150 jornadas con sus instalaciones en servicio, tal y como anuncia el Diariodeleon.es, frente a las 134 del pasado periodo. Una demora por las fechas tardías de las fiestas de Semana Santa.

La temporada en León se inicia en la misma fecha que en los enclaves invernales de Asturias, según comunicó hace unos días el propio gobierno del Principado.

El diputado de Desarrollo Económico, área responsable de las estaciones de esquí, Miguel Ángel del Egido, asegura que;

“esta temporada los precios de forfaits y abonos anuales en las dos estaciones leonesas no sufrirán ningún incremento, con lo que ya acumulan dos campañas congelados”.

San Isidro y Leitariegos, tan deficitarias como imprescindibles

La sombra del déficit que arrastran los dos enclaves de León vuelve año tras año al tablero del debate político en la institución provincial. En las últimas tres temporadas, acumulan en su conjunto pérdidas cercanas a los 4,5 millones de euros.

Las pistas abrirán en menos de dos meses
Las pistas abrirán en menos de dos meses
FOTO: Leitariegos

La Diputación admite el alto coste de mantener estos espacios, aunque defiende su importancia económica y social para todo su entorno, como motor de generación de actividad, empleo y fijación de población.

La excepción confirma la regla

La estación de esquí del Alto Porma y el Alto Curueño contabilizó la temporada pasada 121.032 usuarios, un 30% más que la anterior. El número de forfaits vendido fue de 71.279, superior a la campaña anterior, con 55.242, lo que supone un aumento también del 30%.

Además, vendió 1.930 abonos anuales. En el espacio blanco del Valle de Laciana, el número de esquiadores sumó la pasada campaña 48.382, con un incremento del 44%. Sus taquillas vendieron 25.358 forfaits y 607 bonos anuales.

La gran cantidad de nieve y las buenas condiciones, a pesar de varios fines de semanas con adversas condiciones, consiguieron que las dos estaciones de esquí cosecharan el mejor balance de usuarios los últimos cinco años.

 

Deja un comentario