El alcalde del Mont Blanc, indignado por la conducta de algunos montañeros

El magistrado y consejero departamental del Mont Blanc se queja de los excursionista que hacen caso omiso de las reglas de la montaña y las consignas de prudencia de las autoridades

Una imagen del Mont Blanc donde el alcalde afirma que entre 300 y 400 personas cada día en esta época traten de llegar a la cima
Una imagen del Mont Blanc donde el alcalde afirma que entre 300 y 400 personas cada día en esta época traten de llegar a la cima FOTO: Wikipedia

El alcalde Saint Gervais les Bains, el municipio por el que se inicia la ascensión del Mont Blanc en la vertiente francesa, despotrica contra el comportamiento de algunos excursionista que no respetan las reglas de la montaña ni las consignas de prudencia de las autoridades.

“Hace quince años que pido que se regule el acceso al Mont Blanc, que se ha convertido en una ascensión de urbanitas, de turistas que no entienden que en la alta montaña hay reglas”, se indigna Jean-Marc Peilleux en una entrevista publicada hoy por “Le Parisien”.

Lamenta que la subida al pico más elevado de los Alpes sea, en la práctica, un parque de atracciones. Y es que entre 300 y 400 personas cada día en esta época tratan de llegar a la cima. Además, muchos lo intenten sólo para cumplir una hazaña.

Pone los ejemplos de un grupo de letones que el pasado día 11 llevaban un mástil de 10 metros de alto en el que pretendían izar la bandera de su país. Otro turista plantó su tienda en el pico de la montaña.

El alcalde lamenta actitudes irresponsables de diversos montañeros

En un comunicado en el que se pregunta si se ha alcanzado “el súmmum de la falta de respeto”, el alcalde y consejero departamental del Mont Blanc da cuenta también de otras “actitudes y gestos inadmisibles” ocurridas estos últimos días que le han sido relatadas.

El 15 de agosto, un guía recibió un puñetazo de un grupo de ocho personas de Europa del este porque no se detuvo para dejarles pasar, pese a que una cordada que está haciendo el ascenso tiene siempre prioridad.

Otro recibió un empujón en la creta de los Bosses de cuatro españoles mal encordados y descontentos porque los adelantaran de forma regular.

Un tercero fue insultado en el refugio del Goûter por haber dicho con razón y sin agresividad que el piolet debía ponerse en el local de los crampones.

Falsos guías

Peilleux carga igualmente contra los falsos guías que no pueden ejercer como tales en territorio francés. Unos supuestos guías que carecen de seguros de responsabilidad civil, que no respetan nunca los usos ni la reglamentación. Y además, sin hablar de las obligaciones sociales y fiscales.

A su juicio, la experiencia muestra que “la prevención no desalienta a los inconscientes”.

Además, se han quedado en papel mojado la decisión del prefecto (delegado del Gobierno) que había recordado que desde el 13 de julio y hasta el 17 de septiembre está prohibido acceder al refugio del Gouter sin reserva y había recomendado aplazar los ascensos al Mont Blanc del 5 al 14 de agosto por importantes caídas de piedras. EFE

Deja un comentario