Un alud de nieve destruye parte de un telesilla de una estación de esquí de Nueva Zelanda

La gran cantidad de nieve, que acumula estos días el área esquiable de Turoa, ha obligado al servicio de seguridad de pistas a hacerla bajar de forma controlada. Pese al accidente, no ha habido que lamentar víctimas

Pese al incidente de la estación de Nueva Zelanda, no hubo que lamentar víctimas
Pese al incidente de la estación de Nueva Zelanda, no hubo que lamentar víctimas CRÉDITOS: Turoa Ski Areas

Un alud de nieve causa graves desperfectos en una estación de esquí de Nueva Zelanda. Los hechos sucedieron el fin de semana en las pistas de Turoa, después de una avalancha provocada durante unos trabajos de mantenimiento.

Las explosiones controladas, para evitar que la nieve pudiera alcanzar las pistas, tuvieron lugar antes de la apertura de la jornada blanca. No en vano, Turoa suma actualmente más de dos metros de nieve.

El servicio de seguridad de pistas, durante los trabajos de reconstrucción de la pilona afectada
El servicio de seguridad de pistas, durante los trabajos de reconstrucción de la pilona afectada

La avalancha irrumpió en un telesilla de la estación de esquí, ubicada en las faldas del volcán del Monte Ruapehu. La nieve golpeó la parte superior del telesilla High Noon Express y dañó la pilona número 15. Pese al suceso, nadie resultó herido.

«Estoy en el sitio ahora con nuestros ingenieros y puedo confirmar que la pilona 15 deberá ser reemplazada. Estamos trabajando para inspeccionar el cable del telesilla y otros componentes para determinar cuánto tiempo es probable que tarden los trabajos de reparación», dijo el gerente del área de esquí, Ross Copland.

Las pistas de Turoa, en Nueva Zelanda, suman más de dos metros de nieve

Los equipos continúan trabajando en la reparación del equipo dañado. El telesilla estará fuera de servicio como mínimo una semana. Todo ello, dependerá de los daños que haya sufrido el cable del remonte.

El riesgo de aludes en Turoa es muy alto a partir de 1.800 metros
El riesgo de aludes en Turoa es muy alto a partir de 1.800 metros

El servicio de seguridad de las pistas de Nueva Zelanda afirman de la peligrosidad de la práctica del freeride por el alto riesgo de avalanchas.

«Se aconseja no esquiar fuera del límite de la estación de esquí, ya que las condiciones actuales son muy peligrosas a partir de la cota 1.800 dad la gran cantidad de nieve».

Fuente de información

Inthesnow.com

Deja un comentario