Andzrej Bargiel, el primer alpinista que logra bajar el K2 esquiando

El alpinista polaco llegaba a la segunda cumbre más alta del planeta domingo pasado para enfrentarse a un descenso con esquís de más de 3.600 metros

Una imagen de Andrzej Bargiel en el K2
Una imagen de Andrzej Bargiel en el K2 FOTO: Twitter Andrzej Bargiel

Andrzej Bargiel forma parte de la historia del alpinismo. El esquiador de montaña y alpinista polaco ha sido el primer hombre que baja desde la cima del K2 con esquís. Un reto que nunca nadie había realizado, esquiar la segunda montaña más alta del mundo (8611 m).

«Era un desafío que no me dejaba tranquilo, porque sabía que se podía hacer, y muchas personas pensaron que era imposible. Los saludo», aseguro el alpinista en una entrevista a RMF FM.

La expedición de Andrzej Bargiel al K2 terminaría con un gran éxito 

Bargiel estuvo acompañado en la expedición de su hermano, Bartłomiej, Janusz Gołąb, Piotr Pawlus, Marek Ogień y un equipo de sherpas con mucha experiencia. Después de pasar unas semanas en Karakorum, el jueves 19 de julio, a última hora de la tarde, comenzó su ascenso al segundo campamento base. Al día siguiente llegó al tercer campamento base ubicado a 7.000 m.

Un vivac solitario (campamento 4) de Andrzej Bargiel en el brazo K2 a unos 8000 m
Un vivac solitario (campamento 4) de Andrzej Bargiel en el brazo K2 a unos 8000 m
FOTO: Bartek Bargiel – dron

El domingo 22 de julio comenzó el ataque a la cumbre del K2, antes de comenzar el descenso. No en vano, admitió que se trataba de una expedición bastante arriesgada.

«Las pendientes del K2 son bastante empinadas, muy expuestas a avalanchas. Además, hay mucho hielo que interfiere con el esquí y es simplemente peligroso». Y añadió que «había que moverse en un terreno muy cambiante y a ratos sin visibilidad, por lo que tuve que esperar una hora en el cuarto campamento antes de continuar, ya que la siguiente fase era extremadamente empinada».

Para Bargiel, el K2 es el tercer ochomil que desciende esquiando, tras el Shisha Pangma (2013) y el Broad Peak (2015). El año pasado ya hizo el intento de bajar el K2 pero tuvo que retirarse por las altas temperaturas.

«Estoy muy contento de haber logrado esquiar en la cima de K2 y volver a la base de forma segura. Empecé a escalar el K2 a las 4 de la mañana del domingo. El clima era bueno. Algunos problemas aparecieron cuando llegué a la cima y empecé a esquiar. Siento una gran felicidad y, sobre todo, porque fue mi segundo intento», concluyó Bargiel a Red Bull.

Deja un comentario