Un iceberg de 10.000 toneladas mantiene en vilo a una pequeña isla de Groenlandia

Los habitantes de la isla Innaarsuit, en Groenlandia, han vivido una semana y media pendientes de un iceberg de diez mil toneladas y medio kilómetro de largo que amenazaba con chocar contra la línea de costa

Un enorme iceberg ha turbado la tranquilidad de la isla de Innaarsuit, al oeste de Groenlandia. FOTO: Google
Un enorme iceberg ha turbado la tranquilidad de la isla de Innaarsuit, al oeste de Groenlandia. FOTO: Google

Innaarsuit es un pequeña isla del oeste de Groenlandia habitada por 169 personas. Ayer, 33 de ellas, las residentes en la zona baja de la población tuvieron que ser evacuadas hacia la zona alta del pueblo ante el peligro de que un iceberg de diez mil toneladas acabase chocando con las casas de la zona costera.

Kenneth Elkjaer, periodista de KNR, la caxdena de radiodifusión pública de Groenlandia, informó ya la semana pasada que la mole tenía una longitud de entre 500 y 600 metros y 100 de alto. «Todo va a depender del viento», anunció a principios de semana Elkjaer.

 

 

La policía ha estado muy encima de la evolución de los acontecimientos y decidió evacuar a los habitantes de la zona baja de Innaarsuit, 600 kilómetros al norte de Nuuk, la capital del país. Asimismo, la armada danesa desplazó a la zona al buque ‘Knud Rasmussen’ con el objetivo de reforzar la seguridad.

Finalmente, la aparición de fuertes vientos del sur ha alejado el peligro de Innaarsuit según informa la Agencia Espacial Europea (ESA), que añade que este iceberg es la mole de hielo más pesada (diez mil toneladas). En el comunicado de la ESA se detalla que «una rotura en su estructura implicaría peligro tanto para los habitantes de Innaarsuit como para sus instalaciones energéticas», ya que la planta de energía está en la zona costera
En los últimos año, los terremotos y los tsunamis han creado estas grandes moles en la zona. En esa zona los habitantes están acostumbrados a convivir con ellos, forman parte del paisaje. Pero como ha explicado Karl Petersen, presidente del consejo local en Innaarsuit, «estamos acostumbrados a grandes icebergs, pero no hemos visto uno tan grande en nuestra vida».

Hace apenas un mes un terremoto de magnitud 4,1 en la escala de Ritcher provocó a 20 km al norte de Nuugaatsiaq, otra isla al oeste del país, un deslizamiento de tierra que se llevó por delante once casas y mató a cuatro personas.

Innaarsuit es una aldea sólo accesible en barco o helicóptero y sus residentes se dedican mayoritariamente a la caza y la pesca.

Deja un comentario