Muere un buzo que participaba en el rescate de los niños atrapados en la cueva de Tailandia

Antiguo miembro de los cuerpos de élite de la Marina tailandesa, el buzo pereció al quedarse sin oxígeno mientras trabajaba en labores de rescate dentro de la gruta

Un rescate muy complicado marcado por la meteorología
Un rescate muy complicado marcado por la meteorología FOTO: Tn.com.ar

Tailandia ha confirmado este viernes la muerte de un buzo de los equipos de rescate que tratan de rescatar a los doce niños y un monitor atrapados en una cueva de norte del país desde el 23 de junio.

Los jóvenes fueron hallados el lunes por dos buzos británicos a más de tres kilómetros de distancia de la entrada de la caverna, pero todavía se desconoce cómo y cuándo saldrán.

Samarn Kunan, 38 años, participaba del operativo de rescate de los chicos atrapados en una cueva de Tailandia. Se trata de un antiguo miembro de los cuerpos de élite de la Marina tailandesa. El voluntario murió por falta de oxígeno, mientras transportaba tanques de oxígeno comprimido a 1,7 Km de donde están los niños.

La muerte de este experto buceador sirve para mostrar la dificultad de las tareas de rescate. Pese al deceso, no van a parar de trabajar para sacar al grupo.

“Tras haber dejado la provisión no tuvo el aire necesario para volver y perdió el conocimiento. Un compañero suyo intentó ayudarlo pero no pudo asistirlo”, declaró el comandante de la fuerza SEAL Arpakorn Yookongkaew.

Los equipos de rescate trabajan con dos hipótesis para sacar a los niños

Las autoridades analizan las diversas posibilidades para salir. Se baraja la idea de bucear por los pasadizos inundados. También se estudia la posibilidad de encontrar un hueco en la montaña por donde sacarlos con la ayuda de un helicóptero.

“Estamos esperando una previsión meteorológica además del estado físico de los jóvenes. Si hay una posibilidad del 90 % de que puedan salir seguros con buzos, se intentará”, finalizó.

La ventana del buen tiempo y el drenaje artificial de las aguas que inundan parcialmente la cueva han abierto la posibilidad para una tentativa de rescate.

No obstante, las autoridades eluden anunciar una fecha para las operaciones, aunque aseguran se procederá de manera gradual. En primer lugar podrían salir los niños en mejores condiciones físicas y psicológicas.

Lecciones de buceo

Los doce niños y el adulto atrapados en la cueva han podido comunicarse con sus familiares, según confirmó este viernes un miembro de los equipos de rescate.

Los chavales, aunque más delgados, se encuentran en buen estado de salud. En este sentido, ya están siendo atendidos en la gruta por una decena de militares, entre ellos un médico y un psicólogo.

En su alimentación, se han incluido complejos de vitaminas para que vayan recuperándose lo antes posible. Sólo de esta forma podrán salir de la cueva situada en el parque natural Tham Luang-Khun, en Chiang Rai.

No en vano, todos ellos están recibiendo clases de buceo, ya que el plan de extracción que tiene más fuerza es que los chicos buceen durante unos cientos de metros a lo largo de estrechos pasadizos con nula visibilidad, pero acompañados de dos rescatistas y atados a una cuerda que serviría de guía.

Más información

20minutos.es 

Tn.com.ar 

 

 

Deja un comentario