La temporada del Everest finaliza con gestas, tragedias y una subida récord de montañeros

Más de 460 montañeros han asumido esta primavera la cima más alta del planeta. Se trata de la segunda marca más alta de la historia, pese a ello, la cima más alta del planeta se ha cobrado cuatro vidas

La campaña finaliza con 460 alpinistas que han subido con éxito a la cumbre del Everest desde el lado sur en Nepal
La campaña finaliza este año con 460 alpinistas que han subido con éxito a la cumbre del Everest desde el lado sur en Nepal CRÉDITOS: Everest Base Camp Trek‎

Más de 460 montañeros coronaron el Everest desde el lado nepalí durante la temporada de primavera que acaba de concluir. En este sentido, es la segunda marca más alta en la historia. Un récord que ha llegado rodeado de gestas aunque también con la tragedia de la pérdida de cuatro escaladores.

«La cifra exacta (de ascensos exitosos) aún esta por salir, pero los datos preliminares muestran que más de 460 montañeros han subido con éxito a la cumbre del Everest desde el lado sur en Nepal», indicó a Efe Gyanendra Shrestha, un representante del Ministerio de Turismo de Nepal.

Destacó que la temporada de montañismo empezó el 13 de mayo y la ventana de buen tiempo ha permanecido abierta hasta el 25 de mayo.

«Los montañeros tuvieron una larga ventana de tiempo estable para completar su misión este año, excepto el 15 de mayo. Lo que hizo menos concurrido el coronar la cumbre», añadió.

El Everest clausura la segunda campaña más alta

El cronista del Everest Alan Arnette estima en su blog que 476 montañeros alcanzaron la cima desde el lado nepalí esta temporada. De confirmarse la cifra, será la segunda campaña más alta. Una temporada únicamente superada por la de 2013, cuando 578 montañeros sumaron sus nombres a los de quienes han coronado el techo del mundo.

Kilian Jornet en plena subida rumbo al Everest
(Archivo) Kilian Jornet en plena subida rumbo al Everest
CRÉDITOS: Summits of my live

Desde aquel año y hasta 2016 el ascenso quedó interrumpido. En 2014 una avalancha acabó con la vida de 16 personas en el Everest y en 2015 el terremoto sorprendió a los escaladores en la montaña acabando con la vida de 19.

Los ascensos se reanudaron en 2016, cuando 451 personas alcanzaron con éxito la cumbre, 6 más de las que lo lograron en 2017.

Temporada de récords

Pero este año, además de la subida masiva de escaladores se han producido récords. No en vano, el sherpa nepalí Kami Rita Sherpa, sumó su vigésimo segunda ascensión, lo que le convierte en el hombre que más veces ha visto el mundo desde su techo.

Otra gesta que será recordada durante mucho tiempo fue la ascensión del chino Xia Boyu. El escalador de 70 años se convirtió en el primer doble amputado de ambas piernas en coronar el Everest desde el lado nepalí.

La escalador chino no desfalleció ni siquiera tras perder ambas piernas como consecuencia de un cáncer.

La historia de Boyu provocó la admiración del mundo entero por su persistencia en lograr la gesta en su quinto intento y tras perder hace 43 años los dos pies por congelación en una ascensión.

El más rápido

El australiano Steve Plain se convirtió además en el escalador en coronar más rápidamente las siete cumbres en diferentes continentes, algo que le llevó 117 días.

Plain alcanzó la cima del Everest tras escalar más de siete horas desde el último campo base, a 8.000 metros, para lograr la hazaña.

La cima más alta del mundo se cobra cuatro víctimas 

Pero junto a la alegría, el Everest se ha cobrado su cuota de tristeza con la pérdida de la vida de cuatro escaladores. El escalador macedonio Gregori Petkov murió por un problema cardiaco en el campo 3, a 7.200 metros, mientras intentaba el ascenso final.

También murió Nobukazu Kuriki, un escalador que había perdido sus dedos por congelación en un intento anterior. Además, el japonés fue el primero en tratar de escalar (sin éxito) el Everest tras el terremoto.

Kuriki había ascendido 7.400 metros y llamó al campo base pidiendo ayuda. El cuerpo del japonés apareció a 7.000 metros tras lo que parece fue una caída en la que perdió la vida.

Además, los sherpas Lam Babu y Damai Sarki murieron en el ascenso este año. Pese a ello, la temporada acaba con menos muertos que el año pasado, cuando seis personas fallecieron.

«Es cierto que no podemos predecir el tiempo, que es la principal causa de muerte en el Everest, pero las muertes en el Everest debido a errores humanos han disminuido significativamente», dijo Ang Tshring Sherpa, ex presidente de la Asociación de Montañismo de Nepal. EFE

Deja un comentario